Un cielo de acuarela

El desierto de Atacama, en Chile, es uno de los cielos astronómicos más oscuros y tranquilos de la Tierra y, como resultado, ha demostrado ser el lugar perfecto para instalar los diversos y potentes observatorios e instrumentos de ESO

En esta imagen vemos el Observatorio Paranal de ESO, hogar del gigantesco VLT (Very Large Telescope). Vemos a los telescopios que forman el VLT en pie, vigilantes bajo un cielo lleno de estrellas, con el arco brillante de nuestra Galaxia y las refulgentes Nubes de Magallanes (izquierda). Como demuestra esta imagen, el cielo sobre Paranal no está completamente oscuro; después de la puesta del sol, la belleza del universo se ve eclipsada por la de la propia atmósfera de la Tierra, que brilla en múltiples tonos y pinta el cielo como una acuarela. Las pinceladas juguetonas de las lejanas nebulosas de emisión que adornan la Vía Láctea y la constelación de Orión (El Cazador) en la parte central superior de la imagen, se unen a las suaves franjas de verde, amarillo, rojo y naranja que se encuentran cerca del horizonte.

Esta colorida paleta es luminiscencia nocturna (airglow en inglés), un resplandor atmosférico causado por procesos químicos que tienen lugar hasta unos pocos cientos de kilómetros sobre el suelo. Justo después de que el Sol se haya puesto en el oeste (derecha), su fuerte luz también se refleja en motas de roca y hielo que se encuentran entre él y nosotros, haciendo que brillen y se vean como un rayo blanco difuso (centro inferior).

Crédito:

Sobre la imagen

Identificador:potw2114a
Idioma:es
Tipo:Fotográfico
Fecha de publicación:5 de Abril de 2021 a las 06:00
Tamaño:20704 x 7548 px

Sobre el objeto

Nombre:Milky Way, VLT Unit Telescopes
Tipo:Unspecified : Sky Phenomenon : Night Sky
Unspecified : Technology : Observatory

Formatos de imagen

JPEG grande
47,8 MB

Zoom


Fondo de pantalla

1024x768
252,0 KB
1280x1024
422,7 KB
1600x1200
614,5 KB
1920x1200
735,4 KB
2048x1536
862,6 KB