Imágenes de la semana

7 de Julio de 2014

ESO a vista de pájaro

Esta fotografía aérea muestra la extensa zona que ocupa la sede central del Observatorio Europeo Austral (European Southern Observatory, ESO) situado en Garching (Múnich, Alemania). Mientras que ESO opera telescopios diseminados en Chile, en el hemisferio sur, Garching alberga el centro científico, técnico y administrativo de ESO, donde se llevan a cabo programas de desarrollo para dotar a los observatorios de los instrumentos más avanzados.

Los edificios del centro de la imagen, ambos de elegante diseño ondulado, son los dos edificios principales de la sede central de ESO  — el edificio de la esquina superior derecha fue la única sede de la organización durante muchos años antes de que se le uniera, recientemente, la extensión de tejados rojos de la parte inferior, inaugurada en diciembre de 2013. El edificio negro y redondeado es el edificio técnico, en el que se realizan los trabajos relacionados con nueva instrumentación. Los edificios que componen la sede están conectados por puentes de formas curvas, vistos aquí como la forma negra de tres brazos del centro de la imagen.

La nueva extensión, diseñada por los arquitectos Auer+Weber, alberga al creciente número de personas que trabajan en ESO, facilitando, además, la construcción y el diseño de una instalación de primera clase en investigación astronómica: el European Extremely Large Telescope (E-ELT), el ojo más grande del mundo para mirar al cielo. Anteriormente, algunos miembros del personal se encontraban distribuidos por el campus de Garching y trabajaban en edificios similares a los bloques blancos que se ven a la izquierda de esta imagen.

Esta imagen fue tomada el 9 de junio de 2014 por el fotógrafo aéreo Ernst Graf (graf-flugplatz.de).

Enlaces

 


30 de Junio de 2014

Impresión, sol naciente

El Sol se pone sobre el Observatorio Paranal, trazando un cielo, con múltiples y sutiles tonos, que evoca a un paisaje de Monet. Las nubes dispersas brillan cálidas bajo los últimos rayos de Sol, y la nítida claridad del aire casi puede tocarse — haciendo evidente el motivo por el cual ESO eligió esta zona de Chile para instalar sus observatorios. Los rayos crepusculares — y las sombras generadas por las nubes — caen a raudales desde el Sol y parecen converger en el punto antisolar.

A la izquierda, pueden verse dos de los cuatro Telescopios Auxiliares (ATs, Auxiliary Telescopes) del VLT (Very Large Telescope), esperando pacientemente en sus cúpulas a que caiga la noche antes de iniciar su sondeo del cosmos.

Una vez que el Sol se ponga, los ATs, de 1,8 metros de diámetro, alimentarán al VLTI (Very Large Telescope Interferometer) con la luz de las estrellas, combinándola con el fin de producir imágenes nítidas del universo. Los ATs son móviles y están montados sobre raíles; pueden moverse a través de las instalaciones del VLT para ver el cielo desde diferentes ángulos.

Esta imagen fue presentada en la página del grupo de Flickr Your ESO Pictures por Roger Wesson, un colaborador de ESO que trabaja en el Observatorio Paranal, el 8 de marzo de 2013.


23 de Junio de 2014

La estrella artificial del VLT

Esta nueva imagen, tomada por el Fotógrafo embajador de ESO Gianluca Lombardi, muestra una sorprendente variedad de colores que van del rosa, que domina el fondo del marco, a los azules y blancos de la Vía Láctea que se encuentra encima. Los edificios visibles en un primer plano de la imagen son los Telescopios Unitarios del VLT (Very Large Telescope), situados en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile.

Dividiendo la escena vemos un corte amarillo. Esta prominente mancha es la estrella de guiado láser del VLT, que forma parte del sistema de óptica adaptativa del telescopio encargado de corregir las aberraciones provocadas por la atmósfera. La luz que nos llega del cielo nos llega distorsionada debido a las alteraciones locales de la atmósfera. Siempre que pueden, los astrónomos buscan una estrella muy brillante para calibrar sus observaciones, pero cuando no hay una estrella que les sirva lo suficientemente cerca de su objetivo, tienen que recurrir a una estrella artificial — creada al apuntar un penetrante láser brillante al cielo nocturno, como vemos en esta imagen.


16 de Junio de 2014

El camino hacia el futuro

Esta nueva imagen muestra el progreso en la construcción de la carretera, la plataforma y la zona de servicio en la ubicación del futuro telescopio E-ELT (European Extremely Large Telescope), en Cerro Armazones. En la parte inferior derecha puede verse el campamento base y puede apreciarse la curva de la nueva carretera alrededor de la base de la montaña.

La empresa chilena ICAFAL Ingeniería y Construcción S.A. inició las obras civiles para el E-ELT en marzo de 2014, cuando empezaron la construcción de un camino hacia la cumbre de la montaña. Se espera que la construcción tarde unos 16 meses en completarse. La carretera proporcionará acceso al lugar en el que se construirá el telescopio gigante y tendrá 11 metros de ancho, 7 de ellos pavimentados con asfalto.

Sebastián Rivera Águila  es trabajador de la construcción en la compañía, y el jueves 12 de junio de 2014 captó esta imagen panorámica desde un avión comercial que volaba sobre la montaña. Emocionado, confesó: "Realmente, construir en el desierto es un trabajo muy duro, pero estoy muy orgulloso y muy feliz de formar parte de este proyecto tan importante. Gracias a ICAFAL y a ESO por permitirnos ser parte de la historia de su fabricación."

El jueves 19 de junio, ICAFAL llevará a cabo la tronadura de la cima de Cerro Armazones, liberando unas 5.000 toneladas de roca. Esto forma parte de un proceso de nivelación a gran escala que ayudará a dar forma a la montaña para que pueda albergar al telescopio de 39 metros y a los edificios asociados al observatorio. Se llevará a cabo una ceremonia de inauguración en el Observatorio Paranal, a 20 kilómetros de la voladura, para conmemorar este hito en la construcción del E-ELT. El evento será retransmitido en directo a través de Livestream desde las 16:30 UTC hasta las 18:30 UTC (18:30-20:30 CEST) (sujeto a cambios). Los participantes también pueden seguir el evento twitteando desde @ESO bajo la etiqueta #EELTblast y hacer preguntas en inglés: haremos todo lo posible para responder en tiempo real.


9 de Junio de 2014

Amanecer sobre el VLT

Esta imagen muestra el inicio del amanecer sobre el Very Large Telescope (VLT) en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. En esta fotografía, al fondo a la derecha, podemos apreciar uno de los Telescopios Unitarios del VLT iluminado por la luz de la Luna. Más alejados, vemos a dos de los Telescopios Auxiliares apuntando al cielo.

El VLT está formado por cuatro Telescopios Unitarios de 8,2 metros y cuatro Telescopios Auxiliares móviles de 1,8 metros. Los telescopios pueden trabajar juntos con el fin de formar un interferómetro gigante: el Very Large Telescope Interferometer (VLTI). El VLTI combina la luz recogida por cada uno de estos telescopios utilizando un complejo sistema de espejos situados en túneles subterráneos, permitiendo a los astrónomos ver detalles 16 veces más precisos que si utilizaran los telescopios unitarios de forma individual.

La imagen es de Nicolas Blind, un astrónomo que visitaba el Observatorio Paranal durante unos días de diciembre de 2012. Blind permaneció en el observatorio durante un corto periodo de tiempo, pero guarda un recuerdo memorable de su estancia. "El silencio absoluto de este lugar es tan relajante y te llena tanto de paz," recuerda. "Solo se escucha el sonido del viento, o un murciélago perdido en este área desolada. El cielo limpio de Paranal me recuerda lo pequeños que somos y me recuerda la razón por la cual elegí la astronomía".

El Observatorio Paranal ofrece la sorprendente cifra de 330 noches claras al año. De hecho, gracias a la tecnología, el personal y las condiciones climáticas, el VLT es la instalación individual basada en tierra más productiva del mundo.

Nicolas Blind envoi esta fotografía al grupo de Flick Your ESO Pictures. El grupo de Flickr se revisa regularmente y se seleccionan las mejores fotos para protagonizar nuestra conocida sección de la Imagen de la Semana o para exponerlas en nuestra galería.

Enlaces:


2 de Junio de 2014

Protegido por las estrellas

Con el brillo de la Luna como escenario, el cuarto Telescopio Unitario (UT4) del VLT (Very Large Telescope) de ESO, en el Observatorio Paranal, estudia, noche tras noche, el cielo que lo rodea.

Situada en Cerro Paranal, la majestuosa máquina se yergue con elegancia a una altitud de 2.635 metros sobre el nivel del mar. Paranal, que cuenta con una importante batería de telescopios, es el observatorio astronómico de luz visible más avanzado del mundo y la instalación más representativa de ESO.

UT4, también conocido como Yepun (Venus), es uno de los cuatro Telescopios Unitarios que componen el VLT, que también trabaja con los cuatro Telescopios Auxiliares para formar el súper sensitivo interferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer). Alojado en un edificio controlado térmicamente, UT4 utiliza su espejo de 8,2 metros, increíblemente preciso, para estudiar las estrellas y revelar los misterios del universo.

Los otros tres Telescopios Unitarios se conocen como Antu (Sol), Kueyen (Luna), y Melipal (Cruz del Sur), bautizados así en la lengua de los Mapuches, que habitan a unos 500 kilómetros al sur de Santiago.

Esta imagen fue captada por el fotógrafo John Colosimo, y su intención es captar tanto la belleza como la complejidad de este solitario Telescopio Unitario.

Enlace

Imagen de John Colosimo en Flickr 


26 de Mayo de 2014

Un torrente de estrellas sobre Paranal

El cielo del Observatorio Paranal, en el norte de Chile, es un verdadero regalo para los  Fotógrafos embajadores de ESO, quienes constantemente experimentan nuevas técnicas para obtener imagines cada vez más impactantes de este paisaje único y árido con sus instalaciones astronómicas de vanguardia.

En esta ocasión, Gianluca Lombardi ha combinado muchas exposiciones de larga duración para obtener este impresionante resultado — el telescopio VLT (Very Large Telescope) y sus Telescopios Auxiliares: su movimiento aparece como borrosos parpadeos bajo un torrente de estrellas, mientras el movimiento aparente de las estrellas en el cielo deja un rastro de manchas, captadas por la cámara a medida que la Tierra rota.

El VLT es la instalación estrella de ESO. Es uno de los telescopios más productivos del mundo y el instrumento óptico más avanzado construido hasta el momento.


19 de Mayo de 2014

Cada vez más grande

Una pequeña multitud se reúne alrededor de los telescopios para ver caer la noche en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. Para muchos, el atardecer marca el final de una jornada de trabajo, — tiempo para descansar. Pero no aquí: la noche representa el momento en que se lleva a cabo el trabajo con una noche clara como herramienta principal.

La multitud empequeñece ante los telescopios situados a su izquierda. Estas cúpulas albergan los cuatro Telescopios Auxiliares de 1,8 metros de diámetro que forman parte del conjunto VLT (Very Large Telescope). Pero el verdadero gigante de la imagen está lejos, a la izquierda; si los Telescopios Auxiliares hacen que el grupo parezca diminuto, el Telescopio Unitario del VLT hace que parezcan hormiguitas. El VLT tiene cuatro telescopios de 8,2 metros como este, encontrándose entre los telescopios más grandes del planeta.

Pero si cree que esto es grande, espere a ver el  E-ELT (European Extremely Large Telescope), cuya primera luz está programada para principios de la década del 2020. ¡Su espejo tendrá unos impresionantes 39 metros de diámetro! Mirando al futuro, ESO traerá al mundo el que será el mayor ojo para mirar el cielo.


12 de Mayo de 2014

Un rastro de estrellas sobre los cactus del Desierto de Atacama

Esta impresionante fotografía, tomada en el Desierto de Atacama, en Chile, muestra el rastro circular de las estrellas rodeando al Polo Sur celeste sobre un paisaje inmóvil dominado por los cactus. El rastro de estrellas muestra el camino aparente de las estrellas en el cielo a medida que la Tierra rota lentamente, un camino que puede captarse tomando imágenes con largas exposiciones.

Un exposición final más profunda se ha sobreimpuesto a la maravillosa imagen dejada por el rastro de las estrellas, revelando muchas estrellas débiles más; alzándose tras el horizonte vemos la Vía Láctea, con sus zonas oscuras de polvo y la conocida y brillante Nebulosa Carina con su brillo rosado. Hacia la derecha, también pueden verse las galaxias satélite de la Vía Láctea, la Gran Nube de Magallanes (arriba en el centro) y la Pequeña Nube de Magallanes (abajo a la derecha).


5 de Mayo de 2014

Alineación de planetas sobre La Silla

El Sol se pone sobre La Silla, uno de los lugares de observación de ESO en Chile, creando un ardiente paisaje anaranjado sobre el horizonte.

En esta imagen, tomada en junio de 2013 y obra de David Jones, vemos cómo se alinean tres planetas sobre la cumbre en la que se encuentran los telescopios de ESO. El trío de planetas visible a la izquierda del centro está compuesto por Júpiter (al fondo a la izquierda, casi invisible con un atardecer anaranjado), Venus (centro), y Mercurio (arriba a la derecha) — ver la imagen con descripción.

Este tipo de alineamientos solo ocurre una vez cada varios años, por lo que es un verdadero reto para los fotógrafos y para los astrónomos. Cuando tres (o más) objetos celestes se alinean de esta forma en el cielo, se denomina un "syzygy". En esta otra imagen syzygy pueden ver casi la misma escena (captada en mayo de 2013).

"Esta imagen fue tomada durante una carrera de cinco noches de observación con el telescopio NTT (New Technology Telescope) de 3,6 metros instalado en La Silla, por lo que tuve mucha suerte al conseguir tiempo de observación justo en el momento adecuado para hacer esta fotografía", añade el fotógrafo, Dave Jones. "El momento de mayor acercamiento entre los tres planetas solo duró una semana, más o menos, y algo así no se repetirá hasta el año 2026, ¡sin duda ha sido un golpe de suerte!".

Ubicado en uno de los lugares más secos de la Tierra, en las faldas del desierto de Atacama, en Chile, las condiciones atmosféricas son tan estables que proporcionan un visión clara y cristalina de nuestro cielo nocturno. Esta imagen es en realidad una mezcla de dos imágenes con diferentes tiempos de exposición cuyo resultado es una visión detallada del lugar de observación a medida que el Sol empieza a ponerse.

Enlaces

 


28 de Abril de 2014

Llamas en La Silla

En esta imagen vemos una antigua roca quemada por el sol, cerca del Observatorio La Silla de ESO, en Chile, en las afueras de este desierto que se encuentra a una altura de unos 2.400 metros sobre el nivel del mar.

Sobre la roca, distinguimos varios petroglifos — grabados en la piedra — en la que se representa a seres humanos y a llamas. Históricamente, las llamas han sido muy importantes en las culturas del sur de América, ya que han sido utilizadas como fuente de alimento y lana y como animal de carga para transporte de productos. La importancia de las llamas se reflejó en las creencias de los pueblos precolombinos que habitaban la región — los pastores incas adoraban una llama multicolor, una deidad denominada Urcuchillay, de la cual se decía protegía a los animales. Los antiguos astrónomos incas  también denominaron Urcuchillay a la constelación de La Lira.

La llama aún se venera en las constelaciones incas. Al contrario que en la tradición occidental, en lugar de utilizar estrellas brillantes y destacadas, estas constelaciones se dibujan en el cielo a partir de las zonas oscuras en el refulgente plano de la Vía Láctea. Una de estas constelaciones oscuras se conoce como Yacana (La Llama), y se alarga desde el centro galáctico hacia la Cruz del Sur, siendo su “ojo” nuestra vecina estelar Alfa Centauri.

Esta imagen fue tomada por Håkon Dahle, un reconocido astrónomo profesional que envió esta singular imagen al grupo de Flickr Your ESO Pictures. El grupo de Flickr se revisa regularmente y se seleccionan las mejores fotos para protagonizar nuestra conocida sección de la Imagen de la Semana o para exponerlas en nuestra galería.

Enlaces

 


21 de Abril de 2014

Bestias de carga

Muchas manos facilitan el trabajo, aunque quizá en este caso la frase debiera ser "muchas ruedas facilitan el trabajo”. En esta imagen vemos a Otto, uno de los dos transportadores de ALMA junto con su compañero Lore. Otto y Lore han sido los responsables de transportar las Antenas de ALMA hasta el Llano de  Chajnantor, un entorno situado a unos 5.000 metros sobre el nivel del mar en el norte de Chile. Tras colocar las antenas, los dos camiones tienen la tarea adicional de colocarlas según las necesidades de los científicos. En este vídeo podemos ver a Otto en acción.

Estas dos poderosas bestias son lo último en vehículos personalizados. La empresa alemana fabricante de vehículos Scheuerle Fahrzeugfabrik los diseñó en exclusiva para ESO. Esta empresa tiene una amplia experiencia en la fabricación de transportes para cargas pesadas, como el cohete Antares y ¡una plataforma petrolífera que pesa 15.000 toneladas!

Los transportadores son idénticos excepto por el color de sus raíles de seguridad. Como puede verse en la imagen, Otto tiene railes rojos, y puede identificarse a Lore por sus raíles verdes. Cada camión cuenta con dos motores diésel de 700 caballos de potencia cada uno, un total de 1.400 caballos por vehículo. Ambos pueden controlarse remotamente, permitiendo a los operadores ver con claridad cuando deben posicionar las antenas con una precisión milimétrica.

Los transportadores de ALMA están tan integrados en el conjunto de ALMA que casi se consideran parte del telescopio. Sin estos dos vehículos la construcción, operación y mantenimiento del conjunto serían prácticamente imposibles.


14 de Abril de 2014

La Silla posa para una fotografía en ultra alta definición

Una cortina de estrellas rodea al telescopio NTT (New Technology Telescope) de 3,58 metros en esta nueva fotografía de ultra alta definición de la Expedición Ultra HD de ESO [1]. Fue captada durante la primera noche de la expedición en el  Observatorio La Silla de ESO, que se encuentra a 2.400 metros sobre el nivel del mar, a las afueras del desierto chileno de Atacama.

La majestuosa cúpula del telescopio está perfectamente alineada con la región central de la Vía Láctea (la sección más brillante y el área que oscurece el centro galáctico). La distintiva cúpula octogonal que alberga al NTT se eleva orgullosa en esta imagen — silueteada contra un reluciente cosmos que la corona y dando la impresión de que va a devorar a la Vía Láctea. Esta cúpula fue considerada una innovación tecnológica cuando se instaló en 1989.

A la izquierda de la Vía Láctea vemos a Antares, la brillante y anaranjada estrella en el centro de Escorpio. El punto más brillante en la zona superior, a la izquierda de Antares, es Saturno, y en la zona superior derecha destacan Alfa y Beta Centauri. Sobre Alfa y Beta Centauri también se distinguen la Cruz del Sur y la Nebulosa oscura Saco de Carbón.

La Silla, inaugurado en 1969, fue el primer observatorio de ESO. El NTT, retratado arriba, fue el primer telescopio del mundo que contó con un espejo principal controlado por ordenador, iniciando una nueva forma de hacer ingeniería y diseño de telescopios y abriendo el camino al VLT (Very Large Telescope) de ESO.

Notas

[1] El equipo está compuesto por Herbert Zodet, cámara de vídeo de ESO, y tres Fotógrafos embajadores de ESO: Yuri Beletsky, Christoph Malin y Babak Tafreshi. Aquí pueden encontrar información sobre los socios tecnológicos de la expedición y aquí pueden acceder al blog.


7 de Abril de 2014

ALMA contempla la caída de una bola de fuego cósmica

Esta hermosa imagen, tomada durante la realización de un timelapse en el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) es otra impresionante fotografía de ultra alta definición de la Expedición ESO de ultra alta definición (ESO Ultra HD Expedition). ALMA, situado a 5.000 metros sobre el nivel del mar, en el remoto y deshabitado Llano de Chajnantor (en los Andes chilenos), es el segundo destino de los cuatro Fotógrafos embajadores de ESO [1] en su viaje de 17 días. Están equipados con herramientas de ultra alta definición de última tecnología [2][3], con el fin de captar la singular belleza de lugares como el que muestra esta nueva imagen.

Pueden contemplarse algunas de las 66 antenas de alta precisión que forman ALMA apuntando sus antenas hacia el cielo, estudiando las frías nubes del espacio interestelar y escudriñando en las profundidades del pasado de nuestro misterioso origen cósmico.

El espectacular rastro de luz sobre el conjunto ALMA es una estrella fugaz, deslizándose por la escena en un rastro de vívidos colores. Verdes esmeralda, dorados  y débiles tonos carmesí resplandecen brillantes a medida que el meteoro, en su fogoso viaje a través del cielo, arde atravesando la atmósfera de la Tierra. Mientras la veloz bola de fuego — que es, en realidad, un pequeño grano rocoso del espacio interplanetario — interactúa con la atmósfera, ésta se calienta,  haciendo que sus capas más superficiales se evaporen y dejándolas atrás en forma de rastro brillante. Esos rastros desaparecen en unos pocos segundos, pero en esta imagen han sido captados con un solo “click”.

A medida que surgen sobre el horizonte, Spica, la estrella más brillante de la constelación de Virgo, y nuestro planeta vecino, Marte, resplandecen en el centro de la imagen como espectadores cósmicos de este ardiente descenso.

La expedición Ultra HD comenzó en Santiago (Chile) el 25 de marzo de 2014. Esta imagen se obtuvo en la octava noche de viaje del equipo, en el Llano de Chajnantor. Actualmente están en el Observatorio La Silla, la primera instalación astronómica de ESO en Chile, y mañana, tras su última noche, harán su largo viaje de regreso a casa.  Los contenidos Ultra HD obtenidos durante esta expedición se distribuirán online en breve, sin coste alguno, como parte de los impresionantes brutos en ultra alta definición de ESO, acercándonos el universo como nunca antes lo habíamos visto. Esta imagen es obra del fotógrafo embajador de ESO y creador de películas timelapse Christoph Malin.

Notas

[1] El equipo está compuesto por Herbert Zodet, cámara de vídeo de ESO, y tres Fotógrafos embajadores de ESO: Yuri Beletsky, Christoph Malin y Babak Tafreshi. Aquí pueden encontrar información sobre los socios tecnológicos de la expedición.

[2] El equipo incluye: Vixen Optics Polarie Star Tracker, cámara Canon® EOS-1D C, Stage One Dolly y cámara robótica eMotimo TB3 con control de movimiento en 3 ejes, Angelbird SSD2go, software LRTimelapse. Peli™ Cases, estaciones de trabajo 4K PC de Magic Multimedia, sistema Novoflex QuadroPod, baterías Intecro y software Granite Bay.

[3] Los socios tecnológicos son: Canon, Kids of All Ages, Novoflex, Angelbird, Sharp, Vixen, eMotimo, Peli, Magic Multi Media, LRTimelapse, Intecro y Granite Bay Software.


31 de Marzo de 2014

Capturando el universo en ultra alta definición

Esta fotografía, tomada desde el Observatorio Paranal de ESO, es la primera fotografía de la Expedición ESO de ultra alta definición (ESO Ultra HD Expedition) — una travesía pionera que están llevando a cabo un cámara de vídeo junto con Fotógrafos embajadores de ESO [1] mundialmente reconocidos. Equipados con herramientas de ultra alta definición de última tecnología [2][3], el equipo está captando, en toda su grandeza, los tres lugares de Chile en los que ESO tiene instaladas sus herramientas de observación, al tiempo que documentan su viaje y sus escapadas en un blog.

En esta imagen vemos, desde una perspectiva inusual, los cuatro Telescopios Unitarios — Antu, Kueyen, Melipal y Yepun —, uno de los Telescopios Auxiliares del VLT (Very Large Telescope) y el telescopio VST (VLT Survey Telescope). Obtenida utilizando una lente de ojo de pez, esta técnica fotográfica produce una imagen de 360° del entorno, sumergiéndonos en un Paranal absorbente, con una Vía Láctea en remolino como imagen central.

Sobre el VLT vemos dispersas algunas joyas cósmicas, manchando de sombras de zafiro el cielo nocturno. Cerca de la parte superior de la imagen, la Luna y Venus, una junto a la otra, brillando radiantes junto con Saturno (justo encima de la cúpula, hacia el extremo de la imagen) a medida que se alinean de un modo hermoso en la línea de la eclíptica. También son visibles Antares, Vega y Altaír, algunas de las estrellas más brillantes del cielo [4]. Refulgiendo débilmente hacia la izquierda, cerca del Telescopio Auxiliar, podemos ver dos galaxias enanas irregulares vecinas de la Vía Láctea, conocidas como la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes. Las imágenes “fulldome” en bruto obtenidas con la lente de ojo de pez durante la expedición se distribuirán en breve, sin coste alguno, para su uso en espectáculos de planetario (como las que se crearán a partir del año 2017 para las instalaciones ESO Supernova).

La expedición comenzó en Santiago (Chile) el 25 de marzo de 2014. Al día siguiente, el equipo partió para su primera parada en un observatorio de ESO: el de Paranal, en el que fue tomada esta imagen el 26 de marzo de 2014. Allí permanecerán durante los próximos días grabando planos de “time-lapse”, vídeos y panorámicas de Paranal, hogar de la instalación más representativa de ESO, el Very Large Telescope , para después trasladarse hacia el Observatorio La Silla para fotografiar a ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) y regresar a Europa el 8 de abril.

Notas

[1] El equipo está compuesto por Herbert Zodet, cámara de vídeo de ESO, y tres Fotógrafos embajadores de ESO: Yuri Beletsky, Christoph Malin y Babak Tafreshi. Aquí pueden encontrar información sobre los socios tecnológicos de la expedición.

[2] El equipo incluye: Vixen Optics Polarie Star Tracker, cámara Canon® EOS-1D C, Stage One Dolly y cámara robótica eMotimo TB3 con control de movimiento en 3 ejes, Angelbird SSD2go, software LRTimelapse. Peli™ Cases, estaciones de trabajo 4K PC de Magic Multimedia, sistema Novoflex QuadroPod, baterías Intecro y software Granite Bay.

[3] Los socios tecnológicos son: Canon, Kids of All Ages, Novoflex, Angelbird, Sharp, Vixen, eMotimo, Peli, Magic Multi Media, LRTimelapse, Intecro y Granite Bay Software.

[4] La versión con anotaciones de esta imagen muestra los planetas y estrellas que pueden verse en una noche oscura.

Enlaces:


24 de Marzo de 2014

Composición pictórica: cielo nocturno

Los observatorios de ESO son lugares privilegiados en los que los astrofotógrafos pueden obtener imágenes impresionantes del cosmos. Pero eso no es todo: a veces son lugares idóneos desde los cuales captar imágenes de nuestro propio planeta que parecen ser de otro mundo. En esta foto, el Fotógrafo embajador de ESO, Gabriel Brammer, ha utilizado una lente de ojo de pez para crear este espectacular efecto redondeado. El cielo claro sobre Paranal parece una bola de cristal llena de estrellas, con la plataforma del VLT (Very Large Telescope) enmarcando la imagen.

Al fondo, a la izquierda, los cuatro Telescopios Unitarios VLT, cada uno con unos 25 metros de alto, observan el cielo nocturno; uno de ellos apunta su láser atravesando la noche. Desperdigadas alrededor de la parte superior izquierda, localizamos fácilmente las redondas cúpulas de los telescopios Auxiliares del VLT bajo la brillante Vía Láctea. Las dos manchas borrosas que están justo sobre el láser son la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes, dos de las galaxias más cercanas a la nuestra.

Esta imagen fue creada a partir de diferentes imágenes de gran ángulo, unidas para que pueda apreciarse una visión completa.


17 de Marzo de 2014

Un arco lácteo sobre Paranal

Otra noche clara en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile — perfecta para sentarse y disfrutar de la vista de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Para muchos de los que viven en ciudades atestadas y con contaminación lumínica ya no es posible ver nuestro hogar cósmico con tanto detalle.

Ahora sabemos que esta impactante visión es nuestra galaxia, nuestro hogar, pero para los antiguos griegos era un trabajo de los dioses. Sus leyendas cuentan que este camino nuboso que atravesaba el cielo era en realidad un chorro de leche que escapó de un pecho de Hera, esposa de Zeus. A los antiguos griegos debemos pues el nombre de “Vía Láctea”. La frase helenística Γαλαξίας κύκλος, pronunciada galaxias kyklos, significa “círculo de leche”, y proporciona la raíz de su nombre actual.

Esta imagen es obra del Fotógrafo embajador de ESO Gabriel Brammer. Hacia la derecha de la imagen, admirando las vistas, podemos ver a un astrónomo de visita en Paranal.


10 de Marzo de 2014

El cometa de Rosetta está despertando

El 20 de enero de 2014, la nave Rosetta de la ESA despertó de una larga y profunda hibernación espacial para aproximarse a su objetivo: el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko (67P/CG).

Desde nuestro privilegiado punto de vista, desde la Tierra, el cometa 67P/CG acaba de reaparecer tras pasar detrás del Sol. En cuanto fue visible, el 28 de febrero de 2014, el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO dirigía su mirada hacia el cometa desde el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. ESO está colaborando con la ESA para monitorizar al cometa desde tierra a medida que Rosetta se vaya acercando en los próximos meses. Estas observaciones ayudarán a preparar el encuentro de la nave con el cometa, planificado para agosto de este año (ver potw1403a).

Esta nueva imagen, y las muchas que vendrán en un futuro, serán utilizadas por la ESA para afinar la navegación de Rosetta y para monitorizar cuánto polvo libera el cometa. La imagen de la izquierda fue creada apilando las exposiciones individuales para mostrar el fondo de estrellas — posteriormente movidas para compensar el propio movimiento el cometa, que aparece como un pequeño punto justo en la parte superior de uno de los rastros de estrella (en el centro del círculo). La imagen de la derecha muestra al cometa sin las estrellas.

Esta nueva imagen muestra un destello del cometa, lo cual indica que el hielo de su núcleo ha empezado a evaporarse a medida que se calienta en su acercamiento al Sol. Al igual que la nave Rosetta, el propio cometa emerge de una hibernación.

Enlaces


3 de Marzo de 2014

Los trabajadores de ALMA rescatan a una cría de vicuña abandonada

Arriba, en el Llano de Chajnantor, en los andes chilenos, se encuentra el observatorio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), rodeado por inmensas extensiones de secos paisajes. Sorprendentemente, la región alberga diferentes especies salvajes, muchas de las cuales, a veces, aparecen de repente cerca del observatorio. Más al sur, el Observatorio La Silla de ESO recibía recientemente la visita de un zorro gris sudamericano (potw1406a) y de algunos caballos salvajes (potw1344a).

El último y encantador visitante de ALMA es esta cría de vicuña, encontrada el 16 de febrero de 2014 por trabajadores de ALMA. La cría, que tenía solo tenía unas pocas semanas de vida, había sido perseguida por unos zorros y, debilitada, había perdido el rastro de su manada.

Al día siguiente, tras un par de intentos fallidos por devolver a la cría a su manada, los trabajadores la trasladaron al Centro de rescate y rehabilitación de la vida salvaje de la Universidad de Antofagasta, donde está siendo tratada con la intención de que liberarla de nuevo en el llano andino en el plazo de, aproximadamente, un año.


24 de Febrero de 2014

Las curvas de la sede central de ESO

Despojada de sus colores en esta sorprendente imagen infrarroja, las amplias curvas de la sede central de ESO contrastan con la gélida belleza natural de los árboles que la rodean. La extrema curvatura visible en esta imagen se debe a que el fotógrafo utiliza una lente de ojo de pez que distorsiona la escena y hace que el edificio se enrosque alrededor del pálido follaje y genere un cerco sobre el cielo que lo corona. El follaje aparece brillante dado que refleja la luz infrarroja y los pálidos tonos blancos se deben a que el fotógrafo aplica  un balance de blancos a las hojas de los árboles.

Las precisas curvas de cemento, cristal y acero dan claves sobre la peculiar estructura del edificio de la sede central. En 1981, un artículo publicado en la revista The Messenger, de ESO, describía el edificio como "un laberinto parecido a los que se utilizan en los tests de inteligencia de las ratas". Afortunadamente para ESO, el autor añadió "los seres humanos son, de media, más inteligentes que las ratas, y el problema se soluciona rápidamente".

Esta imagen fue tomada por Dirk Essl, experto en informática de ESO.


  1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | ... | 14 Siguiente »
Mostrando 1 hasta 20 de 275
Bookmark and Share

Ver también