eso0944es — Foto noticia

Observando Cenar a una Galaxia Caníbal

20 de noviembre de 2009

Una nueva técnica que emplea imágenes en infrarrojo cercano, obtenidas con el New Technology Telescope (NTT) de 3,58 metros de ESO, permite a los astrónomos ver a través de opacas nubes de polvo de la galaxia caníbal gigante Centaurus A, develando su “última cena” con un detalle sin precedentes: una galaxia espiral más pequeña y actualmente retorcida. Esta asombrosa fotografía también muestra miles de cúmulos de estrellas, esparcidas como gemas centellantes, agitándose dentro de Centaurus A.

Centaurus A (NGC 5128) es la galaxia elíptica gigante más cercana, a una distancia de unos 11 millones de años-luz, y constituye uno de los objetos más estudiados en el cielo austral. Ya en 1847 la especial aparición de esta galaxia captó la atención del famoso astrónomo británico John Herschel, quien catalogó los cielos del sur e hizo una exhaustiva lista de nebulosas.

Sin embargo, Herschel no podía saber que esta bella y espectacular aparición se debe a una opaca senda de polvo que cubre el centro de la galaxia. Se piensa que este polvo es el residuo de una fusión cósmica entre una galaxia elíptica gigante y una galaxia espiral más pequeña llena de polvo.

Se cree que hace unos 200 a 700 millones de años, esta galaxia consumió a una galaxia espiral más pequeña, rica en gas, cuyos contenidos parecen estar agitándose en el centro de Centaurus A, provocando probablemente nuevas generaciones de estrellas.

Los primeros vistazos de las “sobras” de esta cena fueron obtenidos gracias a las observaciones con el ESA Infrared Space Observatory, que revelaron una estructura de 16.500 años-luz de ancho, muy similar a la de una pequeña galaxia barrada.  Más recientemente, el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA resolvió esta estructura en un paralelógramo, que puede ser explicado como el residuo de una galaxia rica en gas cayendo dentro de una galaxia espiral y torciendo en el proceso. La fusión de galaxias es el mecanismo más común para explicar la formación de tales galaxias elípticas gigantes.

Las nuevas imágenes de SOFI, obtenidas con el New Technology Telescope de 3,58 metros en el Observatorio La Silla de ESO, permiten a los astrónomos obtener una vista aún más precisa de la estructura de esta galaxia, completamente libre del polvo que la oscurece. Las imágenes originales, obtenidas observando en el infrarrojo cercano a través de tres filtros diferentes (J, H, K) fueron combinadas usando una nueva técnica que elimina el efecto filtrante del polvo, proporcionando una clara vista del centro de esta galaxia.

Lo que los astrónomos encontraron era sorprendente: “Hay un claro anillo de estrellas y cúmulos escondidos detrás de las sendas de polvo, y nuestras imágenes proporcionan una detallada vista de éste que no tiene precedentes” dice Jouni Kainulainen, autor principal del artículo que da cuenta de estos resultados. “Un posterior análisis de esta estructura proporcionará importantes pistas sobre cómo ocurrió el proceso de fusión y cuál ha sido el rol de formación de estrellas durante éste”.

El equipo de investigación está entusiasmado con las posibilidades que abre esta nueva técnica: “Estos son los primeros pasos en el desarrollo de una nueva técnica que tiene el potencial de localizar gigantescas nubes de gas en otras galaxias con alta resolución y de manera efectiva en cuanto a costos”, explica el coautor João Alves. “Saber cómo se forman y desarrollan estas gigantescas nubes es comprender cómo se forman las estrellas en las galaxias”.

Esperan tener pronto los nuevos telescopios planificados, tanto en tierra como en el espacio, pues afirman que “esta técnica es muy complementaria a los datos en onda de radio que ALMA reunirá en galaxias cercanas y, al mismo tiempo, plantea interesantes vías de investigación para poblaciones estelares extragalácticas con el futuro European Extreme Large Telescope y el Telescopio Espacial James Webb, ya que el polvo es omnipresente en las galaxias”, según el coautor  Yuri Beletsky.

Observaciones previas realizadas con ISAAC en el VLT (Ver comunicado de ESO en inglés) han revelado que un agujero negro súper masivo merodea dentro de Centaurus A. Su masa es unas 200 millones de veces la masa de nuestro Sol, o es 50 veces más masivo que el agujero negro que está en el centro de nuestra Vía Láctea. En contraste a nuestra propia galaxia, el agujero negro súper masivo en Centaurus A está continuamente siendo alimentado por material que cae en él, haciendo muy activa a la galaxia gigante. Centaurus A es, de hecho, una de las fuentes de radio más brillantes en el cielo (de ahí la “A” en su nombre). En imágenes de radio y rayos-X también se observan chorros de partículas de alta energía saliendo desde el centro.

La nueva imagen de Centaurus A es un maravilloso ejemplo de cómo la ciencia de frontera puede combinarse con aspectos estéticos. En el pasado se han obtenido magníficas imágenes de Centaurus A con el Very Large Telescope de ESO (Ver fotografía de ESO PR) y también con el Wide Field Imager en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en La Silla.

Información adicional

Esta investigación fue presentada en un artículo en Astronomy and Astrophysics (vol. 502): “Uncovering the kiloparsec-scale stellar ring of NGC5128”, por J.T. Kainulainen y otros.

El equipo está compuesto por J. T. Kainulainen (Universidad de Helsinki, Finlandia, y MPIA, Alemania), J. F. Alves (Observatorio Calar Alto, España y Universidad de Viena, Austria), Y. Beletsky (ESO), J. Ascenso (Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics, EE.UU.), J. M. Kainulainen (TKK/Department of Radio Science and Engineering, Finlandia), A. Amorim, J. Lima, y F. D. Santos (SIM-IDL, Universidad de Lisboa, Portugal), A. Moitinho (SIM-IDL, Universidad de Lisboa, Portugal), R. Marques y J. Pinhão (Universidad de Coimbra, Portugal), y J. Rebordão (INETI, Amadora, Portugal).

ESO, el Observatorio Europeo Austral, es la principal organización astronómica intergubernamental en Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Es apoyado por 14 países: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza. ESO desarrolla un ambicioso programa enfocado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también cumple un rol principal en promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera tres sitios únicos de observación de clase mundial en Chile: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope, el observatorio óptico más avanzado del mundo. ESO es el socio europeo de un revolucionario telescopio, ALMA, el proyecto astronómico más grande en existencia. ESO está actualmente planificando un European Extremely Large Telescope, el E-ELT, telescopio óptico y de infrarrojo cercano de 42 metros de diámetro, que llegará a ser “el ojo más grande del mundo hacia el cielo”.

Enlaces

Contactos

Dr. Miguel Mas-Hesse
Centro de Astrobiologia (CAB; CSIC-INTA)
Villanueva de la Cañada, España
Correo electrónico: mm@cab.inta-csic.es

Jouni Kainulainen
MPIA
Germany
Tlf.: +49-6221-528427
Correo electrónico: jtkainul@mpia-hd.mpg.de

Yuri Beletsky
ESO
Chile
Tlf.: +56 55 43 5311
Correo electrónico: ybialets@eso.org

João Alves
Calar Alto Observatory
Spain
Tlf.: +34 950 632 501
Correo electrónico: jalves@caha.es

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso0944.
Bookmark and Share

Acerca de la nota de prensa

Nota de prensa No.:eso0944es
Legacy ID:PR 44/09
Facility:New Technology Telescope
Science data:2009A&A...502L...5K

Imágenes

Cena para Centaurus A
Cena para Centaurus A
La “comida” de Centaurus A
La “comida” de Centaurus A

Videos

Vistas en lo visible e infrarrojo de la galaxia caníbal gigante Centaurus A
Vistas en lo visible e infrarrojo de la galaxia caníbal gigante Centaurus A
Dentro de Centaurus A
Dentro de Centaurus A

Ver también