Imágenes de la semana

20 de Octubre de 2014

Día de puertas abiertas 2014

Esta fotografía de la jornada de puertas abiertas de ESO-2014 muestra a niños y adultos escuchando las aventuras de Pedro “Space Rock” (Pedor, la roca espacial). Esta fue una de las dieciséis actividades ofrecidas cuando la sede de ESO en Garching, Alemania, abrió sus puertas al público el 11 de octubre de 2014.

ESO, junto con el resto de centros de ciencia que tienen sus sedes en el campus de Ciencias en Garching, invitó a los visitantes a experimentar, de primera mano, el trabajo de la organización líder en el mundo en astronomía terrestre.

Antes incluso de que se hubieran abierto las puertas a las 11:00, ya había personas esperando en el exterior, ansiosos por contemplar la nueva sede y disfrutar de todas las actividades disponibles. En total, 3.300 personas tuvieron la oportunidad de obtener respuesta a sus preguntas a través de astrónomos experimentados; de ver experimentos en directo; de participar en visitas guiadas a través de los nuevos edificios tanto técnicos como de oficinas; de escuchar charlas acerca de la investigación astronómica que se está desarrollando; e, incluso, de participar en entrevistas en directo a los astrónomos que se encuentran en el desierto chileno de Atacama.

También se incluyeron, en las actividades de la jornada de puertas abiertas de este año, presentaciones de los futuros proyectos de ESO, como el nuevo ESO Supernova planetario & centro de visitantes, que se construirá en la sede central y permitirá a los visitantes experimentar el mundo de ESO durante todo el año, a partir de 2017.

Para ver más fotos del evento, visite nuestro álbum de Facebook. Si has participado en la jornada de puertas abiertas de 2014 e hiciste fotos, te invitamos a compartirlas en el grupo de Flickr Your ESO Pictures.

 


13 de Octubre de 2014

Cromodinámica galáctica

Esta colorida imagen se asemeja a una pintura abstracta, o tal vez a una vidriera contemporánea. Pero, en realidad, es una inusual vista de una galaxia tomada con el nuevo instrumento MUSE, instalado en el Very Large Telescope de ESO.

En las imágenes astronómicas, generalmente los colores se relacionan con el color real de un objeto. Sin embargo, en esta imagen, los colores representan el movimiento de las estrellas que forman la galaxia elíptica gigante Messier 87 — una de las galaxias más brillantes del Cúmulo de Virgo, que se encuentra a unos 50 millones de años luz.

En la imagen, el color rojo indica que, en promedio, las estrellas en esa parte del objeto están alejándose de nosotros, mientras que el azul indica que se acercan a nosotros. El amarillo y el verde nos dicen que están entremedias.

Este nuevo mapa de Messier 87 obtenido por MUSE, muestra estas tendencias con más claridad que nunca. Revela una rotación lenta de este enorme objeto — la parte superior izquierda (en azul) viene hacia nosotros y la parte inferior derecha (en rojo) se está alejando. También revela algunos rasgos inesperados — por ejemplo, la inversión de colores en el centro de la imagen, azulado en la parte por debajo del centro y amarillo-anaranjado en la parte superior — que sugieren que Messier 87 pudo haber tenido un pasado más dramático de lo que se creía previamente y, por lo tanto, puede ser el resultado de la fusión de varias galaxias.

El equipo liderado por Eric Emsellem, Responsable de la Oficina de Ciencia de ESO, publicará un artículo científico presentando estas observaciones en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Enlaces


6 de Octubre de 2014

Construyendo un espejo del E-ELT

Esta imagen aérea muestra un modelo a escala 1:1 del espejo primario del Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT, European Extremely Large Telescope), montado cerca del Observatorio Astrofísico Asiago cerca de Asiago, Italia.

El observatorio italiano, fundado en 1942, empequeñece ante el colosal espejo del E-ELT… de hecho, todo el edificio de Asiago cabría dentro de la huella del espejo del E-ELT ¡y aún habría espacio de sobra!

Alrededor de los bordes de la réplica vemos a los niños y niñas que se ofrecieron a participar en esta tarea: colocar los 800 hexágonos de cartulina, de 1,4 metros de tamaño, utilizados para dar forma a este modelo a escala del espejo primario de 39 metros del E-ELT.


29 de Septiembre de 2014

Un emú en el cielo sobre Paranal

En la cima de Cerro Paranal, en las partes más altas del desierto de Atacama, en Chile, dos de los Telescopios Unitarios del VLT (Very Large Telescope) disfrutan en silencio de la luz de las estrellas, observando la Vía Láctea a medida que se curva sobre el Observatorio Paranal de ESO.

En esta imagen podemos ver varios objetos interesantes. Algunos de los más destacados son las dos Nubes de Magallanes — la pequeña (SMC) y la grande (LMC) — que aparecen brillantes entre los dos telescopios. A la izquierda, sobre los telescopios, como si de una opaca mancha que atraviesa la Vía Láctea se tratara, vemos el contraste de la oscura Nebulosa Saco de Carbón, semejante a una enorme huella dactilar cósmica.

Las Nubes de Magallanes se encuentran en el Grupo Local de galaxias que incluye a la nuestra, la Vía Láctea. La Gran Nube de Magallanes se encuentra a una distancia de unos 163.000 años luz de nuestra galaxia, y la Pequeña Nube de Magallanes a unos 200.000 años luz. En comparación, la Nebulosa Saco de Carbón está a tiro de piedra de nosotros. A unos 600 años luz aproximadamente del Sistema Solar, es la nebulosa oscura más visible de nuestros cielos.

El Saco de Carbón ha sido registrado por numerosas culturas antiguas, y varios grupos indígenas australianos lo identifican como la cabeza del Emú en el cielo. Los aborígenes australianos son probablemente de las culturas más antiguas en el uso de la astronomía, e identifican sus constelaciones utilizando nebulosas oscuras — al contrario que en la tradición occidental, que utiliza las estrellas.

En el hemisferio sur, estas nubes oscuras destacan más que en el hemisferio norte. Otras culturas también tienen constelaciones oscuras — como por ejemplo, los incas, en Sudamérica. Una constelación especialmente destacada para los astrónomos incas era conocida como Urcuchillay (La Llama), dando a entender la importancia de los animales en su cultura como fuente de alimento, lana y para el transporte.

Esta imagen fue tomada por el Fotógrafo embajador de ESO Yuri Beletsky.

 


22 de Septiembre de 2014

Un lío de rastros estelares sobre SEST

El telescopio SEST (Swedish–ESO Submillimetre Telescope), de 15 metros de diámetro, se construyó en 1987 y fue operado en el Observatorio La Silla de ESO hasta que fue retirado de servicio en 2003.

En el momento de su construcción, SEST era el único radiotelescopio en el hemisferio sur dedicado a observar el universo en el rango submilimétrico, y preparó el camino para telescopios que llegarían más tarde, como el telescopio APEX  (Atacama Pathfinder Experiment) y el conjunto ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), ambos situados en Chajnantor.

En esta imagen vemos una noche cuajada de estrellas llena de rastros estelares que son el resultado de una larga exposición de la cámara. La luz de las estrellas vuelve hacia la cámara, en diferentes ángulos, reflejada sobre el gigantesco plato parabólico. Al fondo, en su cúpula, el telescopio de 3,6 metros de ESO permanece silencioso, vigilando el cosmos.

Esta imagen plagada de rastros estelares sobre el telescopio SEST en La Silla es obra del Fotógrafo embajador de ESO José Joaquín Pérez. 

Enlaces

 


15 de Septiembre de 2014

La luz del amanecer sobre La Silla

Aquí vemos el Observatorio La Silla de ESO con la Vía Láctea como telón de fondo. Establecido en los años 60 del siglo pasado, La Silla fue el primer observatorio de ESO construido en Chile.

En la colina, en el centro de la imagen, vemos a la izquierda el telescopio rectangular NTT (New Technology Telescope) y, a la derecha, en su cúpula, el telescopio ESO de 3,6 metros. El telescopio NTT, de 3,58 metros, se inauguró en 1989 y fue el primer telescopio del mundo con espejo primario controlado por ordenador. El espejo principal es flexible y su forma se ajusta de forma activa durante las observaciones con el fin de obtener una óptima calidad de imagen. Esta tecnología, conocida como óptica activa, se aplica hoy en día a la mayor parte de grandes telescopios modernos — incluyendo el  VLT (Very Large Telescope), en Cerro Paranal, y el futuro  E-ELT (European Extremely Large Telescope).

La Silla alberga otros telescopios, entre ellos el SEST (Swedish–ESO Submillimetre Telescope) y el robótico TAROT, utilizado para monitorizar eventos de corta duración, como estallidos de rayos gamma.

Esta imagen fue obtenida por el Fotógrafo embajador de ESO José Joaquín Pérez. Cuando José no está tomando impactantes fotografías del cielo nocturno, trabaja como ingeniero agrónomo dedicando su tiempo a la protección de cultivos en la zona central de Chile.


8 de Septiembre de 2014

El VLT sigue al cometa de Rosetta

La mancha brillante y borrosa del centro de esta imagen es un cometa conocido como 67P/Churyumov-Gerasimenko, o 67P/C-G para abreviar. Este no es un cometa cualquiera: es el objetivo de la nave espacial Rosetta de la ESA (Agencia Espacial Europea), que actualmente está dentro de la coma del cometa, a menos de 100 kilómetros de su núcleo [1]. Con Rosetta tan cerca del cometa, ahora la única manera de ver a 67P/C-G en su conjunto es observar desde la tierra.

Esta imagen fue tomada el 11 de agosto de 2014 usando uno de los telescopios de 8 metros del Very Large Telescope (VLT) de ESO, en Chile. La imagen es una composición hecha a partir de la superposición de 40 exposiciones individuales, cada una de 50 segundos de duración, y eliminando las estrellas de fondo con el fin de obtener una óptima visualización del cometa. Rosetta está dentro del píxel central de esta imagen y es demasiado pequeña para verla con resolución.

El VLT se compone de cuatro telescopios unitarios que pueden trabajar juntos o de manera individual para estudiar el cielo nocturno. Para estas observaciones se ha utilizado el instrumento FORS2 (FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph 2), instalado en el telescopio unitario 1, también conocido como Antu, que es el término mapuche que los indígenas chilenos de este pueblo emplean para denominar al Sol.

FORS2 puede utilizarse de varios modos, pero en la campaña de Rosetta los astrónomos lo utilizan para obtener imágenes del cometa y determinar su brillo, tamaño y forma; y también para analizar la composición de la coma.

Aunque 67P/C-G se vea débilmente en esta imagen, claramente está activo, con una cabellera o coma polvorienta de unos 19.000 kilómetros que se extiende desde el núcleo. Esta coma es asimétrica, ya que el polvo está siendo barrido lejos del Sol -que se encuentra más allá de la esquina inferior derecha de la imagen- y está empezando a formar una característica cola cometaria.

Esta imagen, obtenida por el VLT, es parte de una colaboración entre la ESA y ESO para observar 67P/C-G desde tierra mientras Rosetta realiza mediciones en el cometa. En promedio, el VLT obtiene imágenes del cometa cada dos noches. Estas exposiciones cortas se utilizan para supervisar la actividad del cometa estudiando cómo cambia su brillo. Los resultados se envían al proyecto Rosetta y proporcionan parte de la información que ayuda a planificar cómo la sonda debe orbitar alrededor del cometa.

Notas

[1] El 6 de agosto de 2014, Rosetta se situó a 100 kilómetros del núcleo de 67P/C-G y, desde entonces, ha estado acercándose al cometa.

 


1 de Septiembre de 2014

Cielos psicodélicos

En esta elegante y psicodélica fotografía vemos una noche de observación del Polo Norte Celeste desde el Observatorio Público Allgäu, en Ottobeuren, Alemania. En la imagen vemos el telescopio Cassegrain reflector de 0,6 metros, instalado en 1996.

El brillante rayo láser amarillo, que parece dispersarse por el cielo en esta imagen de larga exposición, es la Unidad de estrella de guiado láser Wendelstein de ESO, que estaba siendo probada in situ en Allgäu. Es una versión reducida de la estrella de guiado láser instalada en el VLT (Very Large Telescope) en Paranal, Chile.

La estrella de guiado láser se utiliza para crear un punto brillante en el cielo, que puede utilizarse como una estrella de referencia artificial, permitiendo a los astrónomos medir el parpadeo o desenfoque de estrellas reales, tal y como lo vemos desde tierra. Las medidas se utilizan para corregir esas deformaciones, permitiendo la obtención de imágenes más precisas en un proceso conocido como óptica adaptativa.

Enlaces


25 de Agosto de 2014

Lluvia de estrellas en el desierto

En el desierto de Atacama, en Chile, casi nunca llueve. Solo una vez cada pocos años llueve o nieva de forma significativa en el Observatorio La Silla de ESO, generalmente coincidiendo con algún fenómeno meteorológico cálido poco habitual como El Niño. Este desierto es uno de los lugares más secos del planeta, por lo que es un sitio fantástico para observar el cielo nocturno.

Aunque la lluvia real es escasa, algunos trucos de fotografía pueden hacer que las estrellas parezcan precipitarse como lluvia sobre las montañas circundantes, como se ve en esta imagen tomada el 21 de mayo de 2013 por Diana Juncher, una estudiante de astronomía que prepara su doctorado en el Instituto Niels Bohr, en Dinamarca.

En mayo de 2013, Diana pasó dos semanas en La Silla observando exoplanetas hacia el centro de nuestra galaxia como parte de su investigación. Durante su estancia se las arregló para capturar esta imagen de rastros de estrellas, tomada a tan solo unos 20 metros del telescopio Danés de 1,54 metros, en el Observatorio La Silla. Las fotografías de rastros de estrellas como éstas se llevan a cabo utilizando un tiempo de exposición largo con el fin de captar el movimiento aparente de las estrellas a medida que nuestro planeta gira.

Un cúmulo de nieve cubre las cumbres lejanas y suaves nubes pueden verse debajo de La Silla, cerca del horizonte, hacia la izquierda. El área ligeramente más roja y oscura, a la derecha, es una mina de cobre a cielo abierto. El cobre es el activo económico más grande de Chile, el país líder mundial en su producción.

Enlaces:


18 de Agosto de 2014

Esculpiendo los cielos de La Silla

En esta imagen, tomada el 11 de junio de 2012 por el astrónomo Alan Fitzsimmons, vemos cómo un extraño parche de tenues nubes blancas deja su rastro en el cielo sobre el Observatorio La Silla de ESO.

Este ambiente seco y desolado, con ocasionales ráfagas de viento de gran fuerza, puede no ser el mejor lugar para establecer un hogar, pero es un sitio ideal para los telescopios. Las condiciones áridas y secas ayudan a los astrónomos a evitar problemas comunes durante la observación, como perturbaciones atmosféricas, contaminación lumínica, humedad y (la mayor parte del tiempo) nubes, permitiéndoles obtener una visión más clara del cosmos. Los telescopios afincados en La Silla  — incluyendo dos telescopios principales operados por ESO: el telescopio de 3,6 metros de ESO y el New Technology Telescope (NTT) — están equipados con instrumentos de última generación, permitiéndoles aprovechar plenamente las singulares condiciones de observación del norte de Chile.

El telescopio de 3,6 metros ESO opera en la actualidad el instrumento HARPS (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher), un instrumento que se dedica al descubrimiento de mundos extrasolares. El NTT fue pionero en la óptica activa, y el primer telescopio del mundo con un espejo principal controlado por ordenador.

La Silla fue el primer emplazamiento de ESO en Chile en la década de 1960 y, desde entonces, ha jugado un papel fundamental.


11 de Agosto de 2014

Construyendo un camino hacia Armazones

En la actualidad, ESO alberga tres observatorios en la región del desierto de Atacama, en Chile: La Silla, Paranal y Chajnantor. Al fondo de esta imagen vemos Paranal, instalación emblemática de ESO y hogar del conjunto de telescopios Very Large Telescope (VLT).

In coming years, this trio will be joined by a fourth observatory: Cerro Armazones, future site of the European Extremely Large Telescope (E-ELT). With its 39-metre-diameter mirror, the E-ELT will be the world’s biggest eye on the sky when construction is completed around 2024.

En los próximos años se unirá a este trío un cuarto observatorio: Cerro Armazones, futura sede del European Extremely Large Telescope (E-ELT). Con su espejo de 39 metros de diámetro, cuando se complete su construcción (alrededor del año 2024), el E-ELT será el ojo más grande del mundo para mirar al cielo.

Actualmente Cerro Armazones está unida a Paranal tan solo por una pista de tierra pero, como se muestra en esta imagen, se han iniciado las obras: la empresa chilena ICAFAL Ingeniería y Construcción S.A. (ICAFAL) comenzó la construcción en marzo (ann14019), y está previsto que la nueva carretera de asfalto, de  siete metros de ancho, esté lista en unos 16 meses. Además de dar forma al nuevo acceso a través del paisaje chileno, ICAFAL nivelará la cima del Cerro Armazones para crear una plataforma destinada a la instalación del E-ELT.


4 de Agosto de 2014

En busca de espacio

A 5.000 metros sobre el nivel del mar, arriba, en el Llano de Chajnantor, en Chile, las antenas del Observatorio ALMA vigilan el cielo, buscando en el Universo las claves para desentrañar nuestros orígenes cósmicos. Este llano es uno de los observatorios más altos de la Tierra.

Visible entre las miles de estrellas, a la derecha de esta imagen, vemos la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes, como luminosas manchas en el cielo. Estos objetos que parecen nubes son galaxias — dos de las vecinas galácticas más cercanas a nuestra galaxia, la Vía Láctea.

El principal objetivo de ALMA es observar los objetos más fríos y antiguos del cosmos — conocido como el "Universo frío". El conjunto mide la radiación emitida en longitudes de onda de los rangos milimétrico y submilimétrico, que se encuentran entre el infrarrojo y las ondas de radio dentro del espectro electromagnético. Está compuesto por 66 antenas móviles que pueden moverse y configurarse en la ubicación de ALMA para cumplir con los requerimientos de los científicos, haciendo de él el experimento astronómico más existente hasta el momento.

Esta impactante imagen del paisaje de ALMA fur tomada por el Fotógrafo embajador de ESO Stéphane Guisard, un ingeniero óptico del VLT (Very Large Telescope) del Observatorio europeo Austral en el Desierto de Atacama, Chile.

Enlaces

 


28 de Julio de 2014

Atacama alienígena

Cerca del Observatorio ALMA de ESO, un autobús turístico deja una estela de polvo en su camino a través del desierto chileno. Este autobús transporta a personal rumbo a las Instalaciones de soporte de operaciones de ALMA para comenzar un turno de ocho días. Al fondo vemos dos volcanes con los picos nevados oscurecidos por las nubes.

Situados en la frontera entre Bolivia y Chile, estos dos volcanes inactivos, pese a encontrarse cerca el uno del otro, nacieron en épocas geológicas distintas: Licancabur, el volcán de la izquierda, es mucho más joven que su vecino Juriques, más pequeño.

Licancabur es conocido por su forma casi simétrica y por ser el hogar de uno de los lagos del mundo situado a mayor altitud, exactamente a 5.916 metros. El lago que se encuentra en la caldera de Licancabur aloja a su vez una gran variedad de especies de flora y fauna únicas, y ha sido estudiado para conocer cómo se las arregla la vida en entornos extremos como éste. Se dice que la región de Licancabur es uno de los mejores análogos del entorno marciano, y que estudiando la vida presente en este lugar podremos comprender mejor cómo podría florecer la vida en otros planetas.

Esta imagen es obra de Armin Silber, de ESO. 


21 de Julio de 2014

Gigantes trabajando

Esta imagen panorámica de la instalación más representativa de ESO en el norte de Chile fue tomada por el Fotógrafo embajador de ESO Gabriel Brammer. Con la Vía Láctea coronando la imagen y un cielo claro como fondo, vemos al VLT (Very Large Telescope) preparándose para iniciar su trabajo en el Observatorio Paranal de ESO.

Para crear esta imagen, Brammer combinó varias fotografías de larga exposición con el fin de captar  la débil luz de la Vía Láctea a medida que pasaba sobre las sólidas cúpulas  de los Telescopios Unitarios del VLT. Cada uno de estos gigantes tiene unos 25 metros de alto y sus nombres provienen de elementos destacados del cielo en la lengua local de la tribu mapuche: el Sol, la Luna, la constelación de la Cruz del Sur y Venus, es decir, Antu, Kueyen, Melipal, y Yepun respectivamente. A la izquierda pueden verse, en sus cúpulas blancas y redondas, los Telescopios Auxiliares, más pequeños, y sobre ellos la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes.

La combinación de varias fotografías revela el movimiento de la cúpula de los telescopios, acompañado por el propio eco fantasmal a medida que se mueven durante la noche siguiendo sus objetivos en el cielo. El paso del tiempo también se hace evidente a la izquierda de la imagen, con un cielo que atardece brillante y que da paso a una visión de la oscura noche cuajada de estrellas.

Para crear esta imagen, Brammer colocó su cámara dos veces en el mismo lugar: una vez durante la puesta de sol, y de nuevo una vez anocheció. Utilizando las imágenes obtenidas en esos dos momentos, Brammer creó dos panorámicas completas que más tarde utilizó para componer esta imagen.


14 de Julio de 2014

Mirando en las profundidades de la noche

¿Puede contar cuántos puntos brillantes hay en esta imagen? Esta atestada fotografía es una imagen de campo profundo obtenida utilizando el instrumento WFI (Wide Field Imager), una cámara instalada en un telescopio de tamaño relativamente modesto, el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros situado en el Observatorio La Silla, en Chile.

Se trata de una de las cinco zonas del cielo cubiertas por el sondeo COMBO-17 (Classifying Objects by Medium-Band Observations in 17 filters, Clasificando objetos con observaciones en banda media con 17 filtros), una búsqueda profunda de objetos en una zona relativamente estrecha del cielo del hemisferio sur. Cada una de las cinco áreas se registra utilizando 17 filtros de color individuales. Cada una de las cinco imágenes de COMBO-17 cubre un área del cielo del tamaño de la luna llena.

El sondeo ya ha revelado la existencia de miles de especímenes cósmicos previamente desconocidos: unas 25.000 galaxias, decenas de miles de estrellas y cuásares distantes, antes ocultos a nuestros ojos, demostrando cuánto tenemos aún que aprender del Universo.

Algunas de las manchas de luz más distantes que pueden verse en esta imagen son galaxias cuya luz ha viajado durante nueve mil o diez mil millones de años antes de llegar hasta nosotros. Estudiando galaxias de distintas edades, los astrónomos pueden llegar a comprender cómo evolucionan en el tiempo, desde maduras galaxias cercanas similares a nuestra Vía Láctea, hasta las más jóvenes, situadas en el universo distante, revelándonos cómo era el cosmos en su infancia.

Enlaces:

 


7 de Julio de 2014

ESO a vista de pájaro

Esta fotografía aérea muestra la extensa zona que ocupa la sede central del Observatorio Europeo Austral (European Southern Observatory, ESO) situado en Garching (Múnich, Alemania). Mientras que ESO opera telescopios diseminados en Chile, en el hemisferio sur, Garching alberga el centro científico, técnico y administrativo de ESO, donde se llevan a cabo programas de desarrollo para dotar a los observatorios de los instrumentos más avanzados.

Los edificios del centro de la imagen, ambos de elegante diseño ondulado, son los dos edificios principales de la sede central de ESO  — el edificio de la esquina superior derecha fue la única sede de la organización durante muchos años antes de que se le uniera, recientemente, la extensión de tejados rojos de la parte inferior, inaugurada en diciembre de 2013. El edificio negro y redondeado es el edificio técnico, en el que se realizan los trabajos relacionados con nueva instrumentación. Los edificios que componen la sede están conectados por puentes de formas curvas, vistos aquí como la forma negra de tres brazos del centro de la imagen.

La nueva extensión, diseñada por los arquitectos Auer+Weber, alberga al creciente número de personas que trabajan en ESO, facilitando, además, la construcción y el diseño de una instalación de primera clase en investigación astronómica: el European Extremely Large Telescope (E-ELT), el ojo más grande del mundo para mirar al cielo. Anteriormente, algunos miembros del personal se encontraban distribuidos por el campus de Garching y trabajaban en edificios similares a los bloques blancos que se ven a la izquierda de esta imagen.

Esta imagen fue tomada el 9 de junio de 2014 por el fotógrafo aéreo Ernst Graf (graf-flugplatz.de).

Enlaces

 


30 de Junio de 2014

Impresión, sol naciente

El Sol se pone sobre el Observatorio Paranal, trazando un cielo, con múltiples y sutiles tonos, que evoca a un paisaje de Monet. Las nubes dispersas brillan cálidas bajo los últimos rayos de Sol, y la nítida claridad del aire casi puede tocarse — haciendo evidente el motivo por el cual ESO eligió esta zona de Chile para instalar sus observatorios. Los rayos crepusculares — y las sombras generadas por las nubes — caen a raudales desde el Sol y parecen converger en el punto antisolar.

A la izquierda, pueden verse dos de los cuatro Telescopios Auxiliares (ATs, Auxiliary Telescopes) del VLT (Very Large Telescope), esperando pacientemente en sus cúpulas a que caiga la noche antes de iniciar su sondeo del cosmos.

Una vez que el Sol se ponga, los ATs, de 1,8 metros de diámetro, alimentarán al VLTI (Very Large Telescope Interferometer) con la luz de las estrellas, combinándola con el fin de producir imágenes nítidas del universo. Los ATs son móviles y están montados sobre raíles; pueden moverse a través de las instalaciones del VLT para ver el cielo desde diferentes ángulos.

Esta imagen fue presentada en la página del grupo de Flickr Your ESO Pictures por Roger Wesson, un colaborador de ESO que trabaja en el Observatorio Paranal, el 8 de marzo de 2013.


23 de Junio de 2014

La estrella artificial del VLT

Esta nueva imagen, tomada por el Fotógrafo embajador de ESO Gianluca Lombardi, muestra una sorprendente variedad de colores que van del rosa, que domina el fondo del marco, a los azules y blancos de la Vía Láctea que se encuentra encima. Los edificios visibles en un primer plano de la imagen son los Telescopios Unitarios del VLT (Very Large Telescope), situados en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile.

Dividiendo la escena vemos un corte amarillo. Esta prominente mancha es la estrella de guiado láser del VLT, que forma parte del sistema de óptica adaptativa del telescopio encargado de corregir las aberraciones provocadas por la atmósfera. La luz que nos llega del cielo nos llega distorsionada debido a las alteraciones locales de la atmósfera. Siempre que pueden, los astrónomos buscan una estrella muy brillante para calibrar sus observaciones, pero cuando no hay una estrella que les sirva lo suficientemente cerca de su objetivo, tienen que recurrir a una estrella artificial — creada al apuntar un penetrante láser brillante al cielo nocturno, como vemos en esta imagen.


16 de Junio de 2014

El camino hacia el futuro

Esta nueva imagen muestra el progreso en la construcción de la carretera, la plataforma y la zona de servicio en la ubicación del futuro telescopio E-ELT (European Extremely Large Telescope), en Cerro Armazones. En la parte inferior derecha puede verse el campamento base y puede apreciarse la curva de la nueva carretera alrededor de la base de la montaña.

La empresa chilena ICAFAL Ingeniería y Construcción S.A. inició las obras civiles para el E-ELT en marzo de 2014, cuando empezaron la construcción de un camino hacia la cumbre de la montaña. Se espera que la construcción tarde unos 16 meses en completarse. La carretera proporcionará acceso al lugar en el que se construirá el telescopio gigante y tendrá 11 metros de ancho, 7 de ellos pavimentados con asfalto.

Sebastián Rivera Águila  es trabajador de la construcción en la compañía, y el jueves 12 de junio de 2014 captó esta imagen panorámica desde un avión comercial que volaba sobre la montaña. Emocionado, confesó: "Realmente, construir en el desierto es un trabajo muy duro, pero estoy muy orgulloso y muy feliz de formar parte de este proyecto tan importante. Gracias a ICAFAL y a ESO por permitirnos ser parte de la historia de su fabricación."

El jueves 19 de junio, ICAFAL llevará a cabo la tronadura de la cima de Cerro Armazones, liberando unas 5.000 toneladas de roca. Esto forma parte de un proceso de nivelación a gran escala que ayudará a dar forma a la montaña para que pueda albergar al telescopio de 39 metros y a los edificios asociados al observatorio. Se llevará a cabo una ceremonia de inauguración en el Observatorio Paranal, a 20 kilómetros de la voladura, para conmemorar este hito en la construcción del E-ELT. El evento será retransmitido en directo a través de Livestream desde las 16:30 UTC hasta las 18:30 UTC (18:30-20:30 CEST) (sujeto a cambios). Los participantes también pueden seguir el evento twitteando desde @ESO bajo la etiqueta #EELTblast y hacer preguntas en inglés: haremos todo lo posible para responder en tiempo real.


9 de Junio de 2014

Amanecer sobre el VLT

Esta imagen muestra el inicio del amanecer sobre el Very Large Telescope (VLT) en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. En esta fotografía, al fondo a la derecha, podemos apreciar uno de los Telescopios Unitarios del VLT iluminado por la luz de la Luna. Más alejados, vemos a dos de los Telescopios Auxiliares apuntando al cielo.

El VLT está formado por cuatro Telescopios Unitarios de 8,2 metros y cuatro Telescopios Auxiliares móviles de 1,8 metros. Los telescopios pueden trabajar juntos con el fin de formar un interferómetro gigante: el Very Large Telescope Interferometer (VLTI). El VLTI combina la luz recogida por cada uno de estos telescopios utilizando un complejo sistema de espejos situados en túneles subterráneos, permitiendo a los astrónomos ver detalles 16 veces más precisos que si utilizaran los telescopios unitarios de forma individual.

La imagen es de Nicolas Blind, un astrónomo que visitaba el Observatorio Paranal durante unos días de diciembre de 2012. Blind permaneció en el observatorio durante un corto periodo de tiempo, pero guarda un recuerdo memorable de su estancia. "El silencio absoluto de este lugar es tan relajante y te llena tanto de paz," recuerda. "Solo se escucha el sonido del viento, o un murciélago perdido en este área desolada. El cielo limpio de Paranal me recuerda lo pequeños que somos y me recuerda la razón por la cual elegí la astronomía".

El Observatorio Paranal ofrece la sorprendente cifra de 330 noches claras al año. De hecho, gracias a la tecnología, el personal y las condiciones climáticas, el VLT es la instalación individual basada en tierra más productiva del mundo.

Nicolas Blind envoi esta fotografía al grupo de Flick Your ESO Pictures. El grupo de Flickr se revisa regularmente y se seleccionan las mejores fotos para protagonizar nuestra conocida sección de la Imagen de la Semana o para exponerlas en nuestra galería.

Enlaces:


  1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | ... | 15 Siguiente »
Mostrando 1 hasta 20 de 296
Bookmark and Share

Ver también