eso0524es-cl — Comunicado científico

Elija su idioma:

Astrónomos en Chile logran inédita medición con Observatorio Paranal

1 de agosto de 2005

El equipo, compuesto además por científicos europeos y norteamericanos, logró medir con una precisión nunca antes alcanzada la distancia que nos separa de la galaxia espiral NGC 300, ubicada fuera del grupo de galaxias vecinas.

6,13 millones de años luz. Esa es la distancia que existe entre nuestra Vía Láctea y la hermosa galaxia espiral NGC 300.

Con un error de menos de 3 por ciento, astrónomos de la Universidad de Concepción y de la Universidad Católica en Santiago, junto a colegas de Europa y Norteamérica, lograron obtener la distancia más precisa que se conoce hasta ahora de una galaxia ubicada más allá de las vecinas Nubes de Magallanes.

Este cálculo fue realizado usando el telescopio ESO de 2,2 metros de La Silla (IV Región de Chile) y uno de los telescopios gigantes de 8,2 metros del Very Large Telescope, en Cerro Paranal (II Región, al sur de Antofagasta).

“Una de las razones de este alto grado de precisión fue la oportunidad de combinar datos en el rango óptico (luz visible) obtenidos en La Silla, con información en infrarrojo obtenida con el VLT”, explicó Wolfgang Gieren, astrónomo de la Universidad de Concepción.

Este resultado se enmarca dentro del proyecto Araucaria, dirigido por el profesor Gieren. La meta del proyecto Araucaria es determinar las distancias de galaxias relativamente cercanas, con un margen de error inferior al 5 por ciento, algo muy difícil de lograr. A partir de esto, algunos parámetros cosmológicos, como la constante de Hubble (que mide la actual expansión del Universo), podrán ser determinados con mayor precisión.

“Se trata de una investigación de largo plazo, donde el apoyo del Observatorio Europeo Austral (ESO) ha sido de gran importancia”, destacó Gieren.

Desde 1999 que la Universidad de Concepción ha recibido el apoyo económico de la ESO, a través de un fondo anual concursable al cual postulan también otras universidades chilenas. Lo anterior le ha permitido al grupo de astronomía de la Universidad de Concepción contratar nuevos profesores y financiar a investigadores jóvenes de post-doctorado.

Estrellas para medir distancias

La galaxia NGC 300 es una magnífica representante de las galaxias en espiral, que presenta los característicos brazos y un núcleo compacto. Ocupa en el cielo un área equivalente a la de la luna llena y puede alcanzar a verse con un pequeño telescopio en la constelación de Escultor.

Los primeros pasos para determinar su distancia precisa se realizaron desde el Observatorio La Silla, en la IV Región de Chile. Entre 1999 y 2000, el equipo internacional de astrónomos realizó un rastreo general de esta galaxia, utilizando el instrumento óptico de campo amplio, del telescopio ESO de 2,2 metros en La Silla.

En esa ocasión, los astrónomos detectaron más de cien estrellas Cefeidas variables, que son los objetos más utilizados para medir distancias en el universo.

Se les llama estrellas variables, debido a que a su brillo, visto desde la Tierra, no es constante, sino que fluctúa periódicamente. Gracias a la relación que existe entre su periodo de pulsación y su brillo intrínseco (luminosidad), las Cefeidas variables son un excelente indicador de distancia: comparando el brillo real de una estrella con su brillo aparente en el cielo se puede saber qué tan lejos está.

Sin embargo, este método depende en parte de la cantidad de metales pesados en la galaxia, algo difícil de medir. Otro problema es poder determinar con exactitud la cantidad de luz que absorbe la materia interestelar de la galaxia que alberga a las Cefeidas variables, ya que esto puede inducir a errores en la estimación de la distancia.

“Una de las ventajas de observar desde el infrarrojo es que la absorción afecta mucho menos a este tipo de ondas que a la luz visible”, aseguró Gieren.

Por esta razón, las Cefeidas variables detectadas desde La Silla fueron posteriormente analizadas en detalle con el Telescopio Antu de 8,2 metros, en Cerro Paranal, utilizando un instrumento en el rango infrarrojo.

La comparación de datos demostró que existe una fuerte absorción de luz visible en la galaxia NGC 300, algo que hasta ahora no había sido considerado. “Nuestra distancia es la más precisa obtenida hasta ahora para una galaxia ubicada más allá de las Nubes Magallánicas”, destacó Gieren.

La investigación aparece publicada en la edición del 1 de Agosto de la revista especializada The Astrophysical Journal.

Contactos

Valentina Rodríguez
Encargada de Prensa de ESO en Chile
Santiago, Chile
Tlf.: +56 2 463 3123
Correo electrónico: vrodrigu@eso.org

Wolfgang Gieren
Astronomy Group, Physics Department Universidad de Concepcion
Concepcion, Chile
Tlf.: +56 41 203103
Correo electrónico: wgieren@astro-udec.cl

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso0524.
Bookmark and Share

Acerca de la nota de prensa

Nota de prensa No.:eso0524es-cl
Legacy ID:PR 20/05
Nombre:NGC 300
Facility:Very Large Telescope
Science data:2005ApJ...628..695G

Imágenes

La galaxia NGC 300
La galaxia NGC 300
The Cepheid Period-Luminosity in the Near-Infrared
The Cepheid Period-Luminosity in the Near-Infrared
solo en inglés

Ver también