Imagen de la semana 2011

8 de agosto de 2011

Cielo Oscuro y Desierto Blanco – La nieve hace una rara visita al Observatorio Paranal de ESO

El cielo nocturno sobre el Cerro Paranal, el albergue del Very Large Telescope (VLT) de ESO, es oscuro y puntuado de brillantes estrellas de la Vía Láctea y de galaxias más distantes. Pero es muy raro ver el suelo contrastando tan marcadamente con el cielo como en esta fotografía, que muestra una suave capa de blanca nieve moteada de manchas más oscuras del terreno del desierto que hay debajo.

La fotografía fue tomada la semana pasada, poco antes de la salida del sol, por Yuri Beletsky, el Embajador Fotográfico de ESO, que trabaja como astrónomo en el Observatorio Paranal en La Silla. Él no sólo captó el bello paisaje nevado de Atacama y las cúpulas del VLT en la cima de la montaña, sino que también un increíble cielo nocturno. Hacia la izquierda del VLT hay un rastro de satélite, y hacia la derecha está el rastro de un meteorito.

El Cerro Paranal es una montaña de 2600 metros de altura ubicada en el Desierto de Atacama chileno. Es un lugar muy seco con una humedad que a menudo cae bajo el 10 por ciento y una caída de lluvia de menos de 10 milímetros al año. La nieve, sin embargo, ocasionalmente cae en el desierto, proporcionando fugaces pero magníficas vistas como esta.

Enlaces


1 de agosto de 2011

Señales de Humo en el Espacio

La brumosa y adecuadamente apodada Nebulosa Fine Ring (Anillo Delgado), aquí mostrada, es una inusual nebulosa planetaria. Las nebulosas planetarias se forman cuando algunas estrellas en proceso de morir, habiéndose expandido a una fase de gigante rojo, expulsan un chorro de gas a medida que evolucionan a enanas blancas. La mayoría de las nebulosas planetarias son de forma esférica o elíptica, o bipolares (presentando dos lóbulos simétricos de material).

Pero la Nebulosa Fine Ring – captada aquí por el Espectrógrafo y Cámara para Objetos Tenues de ESO montado sobre el New Technology Telescope en el Observatorio La Silla en Chile – se ve como un anillo circular casi perfecto. Los astrónomos piensan que algunas de estas nebulosas planetarias de formas más inusuales se forman cuando la estrella progenitora es en realidad un sistema binario. La interacción entre la estrella primaria y su compañera orbitante da forma al material expuslado.

Se piensa que el objeto estelar en el centro de la Nebulosa Fine Ring es en realidad un sistema binario, orbitando por un período de 2,9 días. Las observaciones sugieren que el par binario está casi perfectamente cara a cara desde nuestro punto de obsevación, sugiriendo que la estructura de la nebulosa planetaria está alineada de la misma forma. Nosotros estamos mirando hacia abajo hacia una moldura convexa (con forma de rosquilla) de material expulsado, conduciendo a la sorprendente forma de anillo circular en la fotografía.

Las nebulosas planetarias reciben su forma de la compleja interacción de muchos procesos físicos. Estos objetos celestes no sólo pueden ser admirados por su belleza, sino que el estudio de precisamente cómo constituyen sus asombrosas formas es un tema fascinante en la investigación astronómica.

Esta fotografía fue hecha empleando múltiples filtros: la luz observada a través de filtros B y O-III es mostrada en azul, V es mostrada en verde, R es mostrada en naranja, y H-alfa en rojo. La fotografía es de aproximadamente 200 arcosegundos de extensión.


25 de julio de 2011

Very Large Telescope Listo para Entrar en Acción

A medida que el Sol se pone en el cielo nor-oeste sobre el Desierto de Atacama chileno, el trabajo astronómico está por empezar. Aquí es donde se alberga el Very Large Telescope de ESO, uno de los aparatos astronómicos más poderosos jamás construído. Está ubicado en la cima del Cerro Paranal, una montaña de 2600 metros de altura a unos 120 kilómetros al sur de la ciudad de Antofagasta.

Esta inusual proyección panorámica de 360 grados revela el lugar de observación desde una perspectiva novedosa. En el centro de la fotografía, el personal de Paranal se reunió para observar la puesta de sol. A la derecha, pueden verse las cúpulas de las Unidades de Telescopio del VLT: grandes máquinas, cada una con un espejo primario de 8,2 metros de extensión y de un peso de 23 toneladas. También pueden verse varios de los Telescopios Auxiliares más pequeños, de 1,8 metros, que complementan las Unidades de Telescopio. A la izquierda de la fotografía está el edificio de control, desde donde los telescopios son operados remotamente durante las observaciones. Nadie permanece dentro de las cúpulas del telescopio después que son abiertas.

Desde el comienzo en 1998 el Very Large Telescope ha sido usado por los astrónomos de ESO para estudiar el Universo, incluyendo algunos de los fenómenos más exóticos conocidos, tales como los exoplanetas, los agujeros negros supermasivos, y estallidos de rayos-gamma.

Un sorprendente recorrido virtual interactivo de Paranal puede obtenerse aquí.


18 de julio de 2011

Tesoro Escondido en Nuestro Umbral

El telescopio MPG/ESO de 2,2 metros de La Silla en Chile, es un poderoso instrumento que puede captar distantes objetos celestes, pero aquí ha sido usado para fotografiar un cuerpo del cielo que está mucho más cerca de casa: la Luna. Las informaciones usadas para esta imagen fueron seleccionadas por Andy Strappazzon de Bélgica, que participó en la competencia de astrofotografía de ESO Tesoros Ocultos 2010. La composición de Andy de la Luna fue el cuarto participante mejor calificado de la competencia.

Esta fotografía de la Luna creciente muestra luz solar pasar casi rozando a través de la superficie fuertemente marcada, llenando sus cráteres de sombras. Esta es una región bastante lisa de la luna, pero en otras partes se encuentra altas montañas, con algunas cumbres que llegan a alrededor de 5000 metros. Cuando son iluminadas por el Sol, estas montañas proyectan largas sombras sobre la superficie lunar. Por allá por el año 1600, Galileo Galilei usaba estas largas sombras para determinar la altura de las cumbres.

En los polos de la Luna (que no se ven en esta fotografía) algunos cráteres están permanentemente sombreados y las bases de algunos pueden no haber sido iluminadas por el Sol por miles de millones de años. Los científicos habían sospechado por mucho tiempo que estas oscuras y permanentemente frías regiones de la Luna podían albergar hielo de agua, pero no fue hasta fines de 2009 que se halló evidencia para esto.

En una misión de la NASA llamada LCROSS (Satélite de Detección y Observación de Cráteres Lunares por su sigla en inglés), se envió un impulsador de cohetes agotado a chocar contra el polo sur de la Luna, mientras que la parte restante de la nave espacial buscaba evidencia de agua entre los desechos eyectados. La misión fue un éxito y sus hallazgos confirmaron la presencia de hielo de agua dentro de estos cráteres oscuros. El hallazgo tiene importantes implicancias para el futuro de la exploración humana de la Luna y de otros lugares en el Sistema Solar.

Esta vista de la Luna fue tomada a través de un filtro rojo de banda angosta (H-alfa). La altura de la imagen es de alrededor de 30 arcominutos.

Esta fotografía fue procesada por ESO empleando la información de observaciones encontrada por Andy Strappazzon (Bélgica) [1], quien participó en la competencia de astrofotografía de ESO Tesoros Ocultos 2010 [2], organizada por ESO en Octubre – Noviembre 2010, para todos quienes disfrutan haciendo bellas fotografías del cielo nocturno y usando información astronómica obtenida con telescopios profesionales.

Notas

[1] Andy buscó en los archivos de ESO e identificó series de datos que usó para componer esta fotografía de la Luna, que fue la cuarta concursante mejor ranqueada de la competencia de entre casi 100 concursantes. Su trabajo original puede verse aquí.

[2] La competencia Tesoros Ocultos 2010 de ESO le dió a los astrónomos aficionados la oportunidad de registrar los amplios archivos de información astronómica de ESO, en la esperanza de encontrar una joya bien escondida que necesitaba ser pulida por los concursantes. Para saber más sobre Tesoros Ocultos, visite http://www.eso.org/public/outreach/hiddentreasures/.


11 de julio de 2011

Un Abrazo Galáctico

Dos galaxias, a unos 50 millones de años-luz de distancia, están entrelazadas en un abrazo galáctico – literalmente. La galaxia Seyfert NGC 1097, en la constelación de Fornax (El Horno), se ve en esta fotografía tomada con el instrumento VIMOS en el Very Large Telescope (VLT) de ESO. Una galaxia acompañante, elíptica y comparativamente pequeña, NGC 1097A, también es visible en la parte superior izquierda. Hay evidencia que NGC 1097 y NGC 1097A han estado interactuando en el pasado reciente.

A pesar de que NGC 1097 parece estar envolviendo a su compañera en sus brazos espirales, este no es un suave gigante maternal. La galaxia más grande también tiene cuatro tenues chorros – demasiado extendidos y tenues para ser vistos en esta fotografía – que emergen de su centro, conformando un diseño en forma de X, y que son los chorros más largos a longitud de onda visible de cualquier galaxia conocida. Se piensa que los chorros son residuos de una galaxia enana que fue desbaratada y canibalizada por la mucho más grande NGC 1097 hace algunos miles de millones años atrás.

Estos inusuales chorros no son la única característica interesante de la galaxia. Como se mencionó anteriormente, NGC 1097 es una galaxia Seyfert, lo que significa que contiene un agujero negro super masivo en su centro. Sin embargo, el centro de NGC 1097 es relativamente débil, lo cual sugiere que el agujero negro central no está actualmente tragando grandes cantidades de gas y estrellas. En cambio, la característica más llamativa del centro de la galaxia es el anillo de brillantes nudos que rodean el núcleo. Se piensa que estos nudos son grandes burbujas de ardiente gas de hidrógeno de unos 750 a 2500 años-luz de extensión, ionizados por la intensa luz ultravioleta de jóvenes estrellas, e indican que el anillo es un lugar de vigorosa formación de estrellas.

Con este distintivo anillo central formador de estrellas, y con el agregado de numerosos cúmulos azulosos de cálidas estrellas jóvenes salpicados a través de sus brazos espirales, NGC 1097 constituye un asombroso objeto visual.

La información fue originalmente tomada en 2004 (ver eso0438) con el instrumento VIMOS en el VLT, y la información adicional de colores, de una fotografía tomada por el astrónomo aficionado Robert Gendler, fue superimpuesta. La información del VLT fue tomada a través de tres filtros de luz visible: R (a una longitud de onda de 652 nanómetros, y mostrado aquí en rojo), V (a una longitud de onda de 540 nanómetros, mostrado en verde), y B (456 nanómetros, mostrado en azul). La fotografía cubre una región de aproximadamente 7,7 x 6,6 arcominutos en el cielo.


4 de julio de 2011

Un Telescopio Auxiliar del VLT y Cerro Armazones

El Embajador Fotográfico de ESO Gianluca Lombardi estaba en la posición perfecta para captar una incisiva vista al atardecer del Telescopio Auxiliar (AT) 2, en el Cerro Paranal. Una vez que el Sol se pone, los cielos sin nubes sobre el desierto chileno se llenarán de estrellas, y el AT2 empezará su trabajo. Al fondo a la izquierda, con un camino zigzaguendo hasta su cumbre, está el Cerro Armazones, que será el alojamiento del futuro European Extremely Large Telescope. En la cumbre puede apreciarse equipamiento de pruebas del lugar. La cumbre más baja hacia la derecha del Cerro Armazones es el emplazamiento de telescopios más pequeños operados por el Instituto de Astronomía de la Universidad Católica del Norte.

Hay cuatro ATs en el Cerro Paranal, que forman parte del Very Large Telescope (VLT). Son usados para una técnica especial llamada interferometría, que permite múltiples ATs, o las aún más grandes Unidades de Telescopio, para combinar su potencia y ver detalles hasta 25 veces más finos de lo que es posible ver con telescopios individuales.

La redonda cúpula AT mostrada en la fotografía está hecha de dos juegos de tres segmentos, que estaban cerrados al momento en que la fotografía fue tomada. Su labor es proteger el delicado telescopio de 1,8 metros de las condiciones del desierto. La cúpula está sostenida por la cuadrada sección trasportadora, que también contiene gabinetes electrónicos, sistemas de enfriamiento líquido, unidades de aire acondicionado, abastecimiento de energía, y otros. Durante las observaciones astronómicas la cúpula y el trasportador son mecánicamente aisladas del telescopio, para asegurar que ninguna vibración comprometa la información reunida.

La sección trasportadora corre sobre rieles, de modo que los ATs puedan ser movidos a 30 posiciones de observación diferentes. Puesto que el Interferómetro VLT (VLTI) actúa más bien como un telescopio único del tamaño del conjunto de telescopios reunidos, cambiar las posiciones de los ATs significa que el VLTI puede ser ajustado según las necesidades del proyecto de observación.

Enlaces


27 de junio de 2011

Escondida a Plena Vista – la escurridiza Galaxia Enana Carina

Es una de las galaxias más cercanas a la Tierra, pero la Galaxia Enana Carina es tan tenue y difusa que los astrónomos sólo la descubrieron en los años 70. Una galaxia acompañante de la Vía Láctea, esta bola de estrellas comparte rasgos tanto con cúmulos globulares de estrellas como con galaxias mucho más grandes.

Los astrónomos creen que las galaxias enanas esferoidales como la Enana Carina son muy comunes en el Universo, pero son extremadamente difíciles de observar. Su falta de claridad y baja densidad estelar implican que es fácil que uno simplemente vea a través de ellas. En esta imagen, la Enana Carina aparece como varias estrellas tenues esparcidas a través de gran parte del área central de la fotografía. Es difícil distinguir las estrellas de la galaxia enana, estrellas del primer plano dentro de la Vía Láctea e incluso galaxias lejanas que se asoman a través de los resquicios: la Enana Carina es una maestra del camuflaje cósmico.

Las estrellas de la Enana Carina muestran un inusual rango de edades. Parecen haberse formado en una serie de estallidos, con períodos tranquilos que duran varios miles de millones de años entre si. Está ubicada a alrededor de 300.000 años-luz de la Tierra, lo que la ubica más lejos que las Nubes de Magallanes (las galaxias más cercanas a la Vía Láctea), pero significativamente más cerca de nosotros que la Galaxia Andrómeda, la galaxia espiral más cercana.

Así, a pesar de ser pequeña para ser galaxia, su proximidad a la Tierra significa que la Enana Carina se ve bastante grande en el cielo, algo menos que la mitad del tamaño de la Luna llena – aunque mucho más tenue. Esto la hace caber cómodamente dentro del campo visual del Wide Field Imager de ESO, un instrumento diseñado para hacer observaciones de grandes partes del cielo. A pesar de que esta fotografía en si misma no es tan sorprendente, es probablemente la mejor fotografía de la Galaxia Enana Carina a la fecha.

La fotografía fue hecha usando observaciones del Wide Field Imager en el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en La Silla, y del telescopio Victor M. Blanco de 4 metros en el Observatorio Inter-Americano de Cerro Tololo.


20 de junio de 2011

Una Luna de Sangre sobre las Oficinas Centrales de ESO

Después que cayó la noche el 15 de Junio de 2011 en Garching, cerca de Munich, Alemania, una Luna rojo sangre subió sobre el horizonte. Este llamativo fenómeno ocurre durante un eclipse lunar total, y fue bellamente captado en los cielos sobre las Oficinas Centrales del Observatorio Europeo Austral.

Un eclipse lunar ocurre sólo cuando la Luna, la Tierra y el Sol están exactamente alineados. Cuando la Luna pasa a través de la sombra proyectada por la Tierra, nuestro planeta bloquea el paso de la luz directa del Sol hacia la superficie lunar y ocurre entonces un eclipse total. Este evento sólo puede suceder en una noche de Luna llena.

A diferencia de los mejor conocidos eclipses solares, la Luna no desaparece completamente de vista durante un eclipse lunar total. En cambio, aparece pintada de rojo sangre, dándole el siniestro apodo de „Luna sangre“. El color rojizo resulta del color de la diseminada luz del Sol que pasó a través de la densa capa de atmósfera de la Tierra y que fue desviada hacia la Luna – el mismo efecto que hace que las puestas de Sol y las salidas de Sol pongan el cielo de color rojizo.

El eclipse de la semana pasada fue excepcional en el sentido que fue el eclipse lunar total más largo en más de una década, durando casi dos horas. El año 2000 vió el último eclipse lunar que duró tanto como este, mientras que el próximo no ocurrirá hasta 2018.

Las Oficinas Centrales en Garching funcionan como un centro administrativo y técnico para las operaciones de ESO, y los astrónomos de todo el mundo se juntan aquí para llevar a cabo sus investigaciones científicas de vanguardia.


13 de junio de 2011

A la Luz de la Luna

Gianluca Lombardi, Embajador Fotográfico de ESO, empleó un obturador de activación remota y un tiempo de exposición de 30 segundos para hacer esta toma nocturna de si mismo sentado en una baranda en la plataforma de observación del Very Large Telescope de ESO (VLT). El VLT está en el Cerro Paranal, a una altura de 2600 metros en el Desierto de Atacama en Chile, una de las regiones más áridas de la Tierra. Las condiciones de observación en Paranal son tan soberbias que en una noche clara sin Luna es posible ver sombras sólo por la luz emitida por la Vía Láctea.

En esta fotografía, sin embargo, la Luna está alta, apareciendo como una luz brillante debido a la larga exposición. Está a punto de ponerse detrás de la Unidad de Telescopio 4 (UT4) del VLT, llamada Yepun, y las sombras lanzadas por la luz lunar se alargan a través de los 200 metros de ancho de la plataforma de observación. Las otras tres UTs están al fondo. De izquierda a derecha, son conocidas como Antu (UT1), Kueyen (UT2), y Melipal (UT3) en la lengua nativa Mapuche. Uno de los cuatro Telescopios Auxiliares de 1,8 metros, distinguible por su recinto redondo, puede verse frente a Antu, a la izquierda.

Enlaces


6 de junio de 2011

Un Trozo del Cielo

Esta espectacular fotografía panorámica de aproximadamente 230grados del Very Large Telescope (VLT) de ESO, tomada por el Embajador Fotográfico de ESO Gerhard Hüdepohl, nos da una inspiradora vista de un trozo del cielo, que abarca tanto a nuestro vecino celestial más cercano como a los cúmulos de estrellas a centenares de años-luz de distancia.

Las cuatro grandes Unidades de Telescopio del VLT dominan el primer plano. Con gigantescos espejos de 8,2 metros de diámetro, nos permiten mirar hacia el espacio y ver cosas cuatro mil millones de veces más tenues que las que podemos ver sólo con nuestros ojos. También se ven los recintos circulares de los cuatro Telescopios Auxiliares de 1,8 metros, uno hacia la izquierda de las Unidades de Telescopio y tres hacia la derecha. Este observatorio tiene una excelente ubicación, en el Cerro Paranal en el Desierto de Atacama chileno. Está tan alto, a 2600 metros de altura, que lo que parece el ondeado oceano en el oeste, a la izquierda de la fotografía, es en realidad la capa de nubes debajo de la cumbre. El Oceano Pacífico en realidad está en esa dirección, pero está debajo de las nubes.

El trozo de cielo visible en la fotografía contiene un tesoro de objetos astronómicos, incluyendo varios que son bien conocidos. La brillante esfera sobre el manto de nubes es, de hecho, la Luna, que está iluminando los telescopios, y también el cielo. Pronto descenderá debajo del horizonte y una oscuridad más profunda cubrirá la montaña.

Justo sobre la Luna está lo que parece ser una estrella brillante, pero de hecho es el planeta Júpiter. Un gran gigante de gas, es uno de los objetos celestiales más brillantes en el cielo nocturno. La colección de estrellas fuertemente agrupadas cerca del centro superior de la fotografía es un cúmulo llamado las Pléyades, a menudo conocido como las Siete Hermanas. Sobre la segunda Unidad de Telescopio desde la izquierda está la brillante estrella Capella, mientras que las estrellas Pollux y Castor, que representan las cabezas de Gemini (Los Gemelos), pueden verse sobre y levemente hacia la derecha de la Unidad de Telescopio que está más a la derecha. Sobre el sombreado Telescopio Auxiliar a la derecha está el cúmulo abierto de Praesepe, también conocido como el Cúmulo Colmena, o Messier 44. Sobre él, cerca de la parte superior de la imagen, esta la brillante estrella Procyon.

Enlaces


30 de mayo de 2011

Antenas Europeas en Construcción

Esta es una vista desde un helicóptero del Centro de Apoyo a las Operaciones (OSF) del Gran Conjunto Milimétrico/submilimétrico de Atacama (ALMA). En primer plano está la instalación del Consorcio AEM [1] donde se están montando y probando las antenas europeas. Puede verse siete de las 25 antenas europeas, apuntando hacia el cielo. Partes adicionales, incluyendo una cabina receptora y una base de antena, esperan el próximo montaje. Cada antena tiene un disco de 12 metros de diámetro, y pesa alrededor de 95 toneladas.

Una vez que una antena haya sido montada y esté lista, se entrega al proyecto ALMA y se traslada a la cercana área técnica de OSF, que es el área en el fondo, donde también se ven otras antenas. Aquí, es integrada al resto de los sistemas del observatorio. Finalmente, después de más ensayos por el equipo de ALMA, se traslada desde el OSF a 2900 metros de altura hacia su lugar de trabajo, el Lugar de Operaciones del Conjunto (AOS por su sigla en inglés), ubicado a una altura de 5000 metros en el Llano de Chajnantor.

También en el trasfondo, en el área de estacionamiento, pueden verse los dos vehículos trasportadores de antenas de ALMA, amarillos brillantes, que son los responsables de girar las antenas y de trasladarlas entre los emplazamientos de OSF y AOS. Más distantes aún están las majestuosas cumbres nevadas de los altos Andes, con la característica forma cónica del volcán Licancabur de 5920 metros, a la derecha.

ALMA, una instalación astronómica internacional, es una colaboración entre Europa, Norteamérica y Asia del Este en cooperación con la República de Chile. ESO, el socio europeo en ALMA, está proporcionando 25 antenas de 12 metros a través de un contrato con el Consorcio europeo AEM. ALMA también tendrá 25 antenas norteamericanas, y 16 antenas de Asia del Este.

Notas

[1] El Consorcio AEM está compuesto por Thales Alenia Space, European Industrial Engineering y MT-Mechatronics.


23 de mayo de 2011

El Observatorio ALMA recibe la primera antena de 7 metros

La primera de doce antenas de 7 metros fue entregada al Observatorio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) en Chile. ALMA tendrá un conjunto de cincuenta antenas con discos de 12 metros de diámetro, así como un sistema conocido como Conjunto Compacto de Atacama (ACA, por su sigla en inglés), proporcionado por Japón, del cual es parte esta antena de 7 metros. El ACA contará con doce discos de 7 metros y cuatro discos de 12 metros, y será particularmente importante para las observaciones que realizará ALMA de las más amplias estructuras en objetos astronómicos extendidos tales como nubes gigantes de gas molecular.

La antena de 7 metros se observa aquí en el Operations Support Facility (OSF) o Centro de Operaciones de ALMA, a una altura de 2.900 metros en la precordillera de los Andes chilenos. Estas antenas están siendo sido construidas por Japón gracias a un contrato con MELCO (Mitsubishi Electric Corporation).

Las antenas son fabricadas en Japón, luego desensambladas y enviadas a Chile. Éstas vuelven a ser ensambladas y testeadas en el OSF, antes de ser entregadas al observatorio. Luego de más pruebas y de la instalación de sensibles receptores, cada antena tomará su lugar –junto con las antenas de los otros socios de ALMA- en el llano de Chajnantor a 5.000 metros de altura, donde operará el telescopio de ALMA.

ALMA es una colaboración entre Europa, Norteamérica y Asia del Este en colaboración con la República de Chile. ESO en el socio europeo de ALMA.

Enlaces


16 de mayo de 2011

La Galaxia del Presidente Checo

Esta nueva fotografía de la galaxia espiral NGC 3244 fue tomada con la ayuda del Presidente de la República Checa, Václav Klaus, durante su visita al Observatorio Paranal de ESO [1], en la noche del 6 de Abril de 2011. La República Checa se unió a ESO en 2007, y esta fue la primera visita del Presidente del país a un emplazamiento de ESO.

Esta galaxia, que fue descubierta el 27 de Junio de 2010, ha atraído considerable interés de los astrónomos a través de los últimos nueve meses, gracias a la muerte violenta de una de sus estrellas. Esta explosión de supernova, ahora conocida como Supernova 2010ev (SN 2010ev), aún es visible como el –ahora tenue – punto azul anidado dentro de uno de los brazos espiral justo debajo del núcleo de la galaxia.

Sobre la galaxia, una estrella más o menos anónima en el primer plano de nuestra propia Vía Láctea, TYC 7713-527-1, alumbra con suficiente brillo para captar nuestra atención. A pesar de que la estrella parece mucho más brillante que SN 2010ev, esto en realidad es una ilusión creada por la gran diferencia en las distancias entre los dos objetos. La galaxia está mucho más lejos, a una distancia de más de 100 millones de años-luz, mientras que la estrella está ubicada mucho más cerca, dentro de nuestra propia galaxia.

En su máximo brillo, SN 2010ev alcanzó una magnitud aparente de alrededor de 14, haciéndola unas 1000 veces más tenue que lo que el ojo puede ver a simple vista, pero aún así era la tercera supernova más brillante observada en 2010. De hecho, si la supernova hubiera estado tan cerca de la Tierra como TYC 7713-527-1, habría sido facilmente visible a simple vista, a diferencia de la estrella antes mencionada.

La fotografía fue tomada empleando el instrumento FORS2 en el Very Large Telescope (VLT) de ESO. Los filtros usados para la fotografía fueron B, V y R, que estaban coloreados azul, verde y rojo respectivamente. Una copia enmarcada de la Galaxia del Presidente le fue presentada a Václav Klaus, como un recuerdo de su visita a Paranal.

Notas

[1] Para información adicional sobre la visita del Presidente de la República Checa, Václav Klaus, vea comunicado de organización.

Enlaces


9 de mayo de 2011

Luna Eclipsada, Asombroso Cielo Nocturno

Un eclipse total de Luna es un espectáculo impresionante. Pero además proporciona otra oportunidad de observación: un cielo estrellado oscuro, sin luz de Luna. En el Cerro Paranal en el desierto de Atacama chileno, uno de los lugares más remotos en el mundo, la distancia desde las fuentes de polución lumínica hace que el cielo nocturno sea aún más notable durante un eclipse total de Luna.

Esta fotografía panorámica, tomada por el Embajador Fotográfico de ESO Yuri Beletsky, muestra la vista del cielo estrellado desde el lugar del Very Large Telescope (VLT) de ESO en Cerro Paranal durante el eclipse total de Luna del 21 de Diciembre de 2010. El disco rojizo de la Luna se ve a la derecha de la fotografía, mientras que la Vía Láctea se arquea a través de los cielos en toda su belleza. También puede verse otro tenue brillo de luz, rodeando al brillante planeta Venus en el rincón inferior izquierdo de la fotografía. Este fenómeno, conocido como luz zodiacal, es producido por la luz solar reflectando el polvo del plano de los planetas. Es tan tenue que normalmente es oscurecido por la luz de la Luna o por la polución lunínica.

Durante un eclipse lunar total, la sombra de la Tierra bloquea la luz solar directa desde la Luna. La Luna aún es visible, de color rojo porque sólo los rayos de luz en el extremo rojo del espectro logran llegar a la Luna después de ser redireccionados a través de la atmósfera de la Tierra (los rayos azules y verdes están mucho más fuertemente diseminados).

Interesantemente, la Luna, que aparece sobre una de las Unidades de Telescopio del VLT (UT2), estaba siendo observada por UT1 esa noche. UT1 y UT2 también son conocidos como Antu (que significa El Sol en mapudungún, una de las lenguas nativas de Chile) y Kueyen (La Luna), respectivamente.

Enlaces


2 de mayo de 2011

Conjunción planetaria sobre Paranal

El embajador fotográfico de ESO Gerhard Hüdepohl ha capturado otra extraordinaria vista.

Ayer, en la mañana del día 1 de mayo de 2011, cerca de una hora antes de la salida de sol, cinco de los ocho planetas de nuestro Sistema Solar pudieron ser vistos desde Paranal. Los cuatro planetas en el cielo eran Mercurio, Venus, Marte y Júpiter, que fueron acompañados por la Luna para crear esta maravillosa foto de una conjunción planetaria – cuando dos o más cuerpos celestes se ven cerca unos de otros en el cielo, usualmente desde la Tierra.

En esta foto, la parte brillante es iluminada por el Sol (que está justo debajo del horizonte), mientras que la parte más oscura recibe sólo la luz reflejada por la superficie de la Tierra. Venus es el planeta más alto y brillante, con Mercurio abajo y a la derecha. Júpiter está directamente abajo de Venus, pero mucho más cercano al horizonte. Marte puede ser visto justo debajo y a la izquierda de Júpiter; la separación en el cielo era de menos de una mitad de grado. El quinto planeta en la fotografía es por supuesto la Tierra, aportando un punto de vista privilegiado para esta espectacular conjunción.

La imagen sin anotaciones puede ser descargada desde: http://www.eso.org/public/images/potw1118a_clean/

Enlaces


25 de abril de 2011

Captado un Excepcional Rayo Verde de la Luna

En el Cerro Paranal, la montaña de 2600 metros de altura en el Desierto de Atacama en Chile, que es el albergue del Very Large Telescope de ESO, las condiciones atmosféricas son tan excepcionales que eventos fugaces tales como el rayo verde del Sol poniente se ven con relativa frecuencia. Ahora, sin embargo, el Embajador Fotográfico de ESO Gerhard Hüdepohl ha captado una vista aún más escasa: un rayo verde de la Luna, en vez que del Sol. Las fotografías son muy probablemente las mejores jamás tomadas del rayo verde de la Luna.

Gerhard estaba sorprendido y encantado de captar el sensacional rayo verde en esta serie de fotografías de la Luna llena poniente cruzando el horizonte, tomadas temprano en una clara mañana desde la Residencia Paranal.

La atmósfera de la Tierra curva, o refracta, la luz – bastante como un prisma gigante. El efecto es mayor en las capas inferiores, más densas, de la atmósfera, de modo que los rayos de luz del Sol o de la Luna se curvan levemente hacia abajo. Las longitudes de onda de luz más cortas se curvan más que las longitudes de onda más largas, de modo que la luz verde del Sol o de la Luna parece venir de una posición levemente más alta que la luz naranja y roja, desde el punto de vista de un observador. Cuando las condiciones son las precisas, con el agregado de un efecto espejismo debido a la gradiente de temperatura en la atmósfera, el escurridizo rayo verde es visible brevemente en el extremo superior del disco solar o lunar cuando está cerca del horizonte.

Gerhard Hüdepohl nació en Alemania y ha vivido en Chile desde 1967, donde trabaja como Ingeniero Electrónico en el Very Large Telescope de ESO.


18 de abril de 2011

En la Cima del Mundo

Algunos lugares de la Tierra pueden parecer ambientes ajenos, como muestra esta asombrosa panorámica. No es la extraña superficie de un exoplaneta, sino más bien el Llano de Chajnantor en los Andes chilenos. Este lugar sobrenatural es el albergue de ALMA, el Gran Conjunto Milimétrico/submilimétrico de Atacama. Chajnantor fue elegido porque la atmósfera enrarecida sobre este muy alto lugar es tan seca que, a diferencia de la mayoría de otros lugares en la Tierra, es en gran parte transparente a las longitudes de onda de la luz para las que ALMA fue diseñada a detectar.

En el centro de esta fotografía puede verse la forma redondeada, más oscura de la cima del Cerro Chajnantor, de 5600 metros de altura, seguida a lo lejos, levemente hacia la izquierda, por la forma cónica del valcán Licancabur de 5930 metros. El area plana en la parte delantera, a una altura de 5000 metros, es el Llano de Chajnantor, el lugar de Operaciones del Conjunto ALMA. Ahí, las 66 antenas de ALMA pueden ordenarse en diferentes configuraciones, en que la máxima distancia entre antenas puede variar de 150 metros a 16 kilómetros. Las blancas cimas acumuladas a la derecha en la parte anterior son penitentes, formados por la sublimación de la nieve a una altura extrema y en un ambiente muy seco. Esta area de los Andes chilenos limita con Bolivia y Argentina.

ALMA dará a los astrónomos una ventana sin precedentes hacia el cosmos, permitiendo estudios pioneros de areas tales como la física del Universo frío, las primeras estrellas y galaxias, y aún fotografiar directamente la formación de planetas. ALMA, que comenzará observaciones científicas en 2011, es el proyecto astronómico más grande en existencia y una sociedad verdaderamente global entre comunidades científicas de Asia del Este, Europa y Norteamérica con Chile. ESO es el socio europeo en ALMA.

Un sorprendente viaje virtual interactivo de Chajnantor está a disposición aquí.


11 de abril de 2011

Oficinas Centrales de ESO al Atardecer

Esta fotografía panorámica muestra las Oficinas Centrales del Observatorio Europeo Austral en Garching, cerca de Munich, Alemanaia. La fotografía muestra la vista desde el techo del edificio principal justo después de la puesta de sol. Este es el centro científico, técnico y administrativo de las operaciones de ESO, y la base desde donde muchos astrónomos conducen sus investigaciones. Los científicos, técnicos y administradores que trabajan aquí vienen de orígenes muy diferentes, pero todos tienen una cosa en común: la pasión por la astronomía.

ESO es la principal organización intergubernamental de astronomía en Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. ESO opera telescopios en tres lugares de observación en Chile: La Silla, Paranal y Chajnantor. Además, Cerro Armazones, cerca de Paranal, fue seleccionado como el emplazamiento para el European Extremely Large Telescope (E-ELT).

ESO provee instalaciones de investigación de último modelo para los astrónomos y tiene el apoyo de Austria, Bélgica, Brasil, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido. Las Oficinas Centrales de ESO reflejan este multicultural espíritu de cooperación y es el lugar de trabajo para astrónomos de alrededor del mundo.


4 de abril de 2011

Tendiendo un Puente sobre el Abismo

En lo profundo del Desierto de Atacama chileno, lejos de las fuentes de polución lumínica y de otras perturbaciones relacionadas a las personas, hay un tranquilo cielo como pocos en la Tierra. Este es el lugar para el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral, una máquina científica en la vanguardia tecnológica.

En esta fotografía panorámica, la Gran y Pequeña Nube de Magallanes – galaxias satélites de la nuestra – brillan intensamente a la izquierda, mientras la Unidad de Telescopio 1 del VLT está vigilante a la derecha. Como tendiendo un puente entre ambas está la Vía Láctea, el plano de nuestra propia galaxia. Las aparentemente incontables estrellas dan la sensación de la verdadera escala del cosmos. Cada noche los astrónomos de ESO se ponen a la altura del desafío de estudiar esta vista para darle un sentido al Universo.

Esta impresionante fotografía fue tomada por el Embajador Fotográfico de ESO Yuri Beletsky. Nacido en Bielorrusia, Yuri vive ahora en Chile donde trabaja como astrónomo. Los oscuros cielos sobre el Desierto de Atacama le dan espléndidas oportunidades de revelar la majestuosidad de nuestro cosmos, que él está deseoso de compartir.

El proyecto ALMA es una colaboración de Europa, Norteamérica y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile. ESO es el socio europeo en ALMA.

Enlaces


28 de marzo de 2011

Más Grande que la Suma de sus Partes

Cuando estén terminadas, las antenas del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) se extenderán a través del llano de Chajnantor en los Andes chilenos a distancias de hasta 16 kilómetros, pero trabajarán al unísono para formar lo que se conoce como un interferómetro. Al hacerlo, ALMA será más potente que la suma de sus partes, actuando como un gigantesco telescopio único tan grande como la colección completa de antenas.

Las 66 antenas de ALMA no son todas iguales. Un conjunto principal de cincuenta antenas con platos de 12 metros será complementado por el Atacama Compact Array (ACA) de doce platos más pequeños de 7 metros y por cuatro platos adicionales de 12 metros. Los platos ACA están siendo construidos por Mitsubishi Electric Corporation (MELCO). Tres de ellos se muestran en esta fotografía de MELCO Site Erection Facility (la Instalación MELCO del lugar de la construcción) en el emplazamiento de ALMA Operations Support Facility (OSF) – la Instalación de Operaciones de Apoyo de ALMA. OSF está a una altura de 2900 metros, desde donde los platos terminados son transportados a través de un camino de 28 Km hacia el llano de Chajnantor a 5000 metros de altura.

A la izquierda está uno de los platos de 7 metros, claramente más pequeño que sus vecinos. Los otros dos platos ambos tienen un diámetro de 12 metros, pero pueden apreciarse sutiles diferencias en su diseño. Esto se debe a que el plato a la derecha originalmente era un prototipo, empleado para ensayos durante las primeras etapas del proyecto, que entretanto ha sido reajustado con elementos del diseño final en el plato en el centro. Una vez listos, todos estos platos tomarán su lugar en el alto llano de Chajnantor.

El proyecto ALMA es una colaboración de Europa, Norteamérica y Asia Oriental en cooperación con la República de Chile. ESO es el socio europeo en ALMA.

Enlaces


Mostrando 21 hasta 40 de 52
Bookmark and Share

Ver también