eso0615-es — Foto noticia

FOTOGRAFÍAN COMETA EN DESINTEGRACIÓN

25 de Abril de 2006, eso0615

El Observatorio VLT en el norte de Chile toma imágenes de un cometa que se está fragmentando. Este objeto alcanzará su distancia más cercana con la Tierra el 14 de mayo, cuando uno de los pedazos llegue a 10 millones de kilómetros de nuestro planeta. Esto es lo más cerca que un cometa ha estado de la Tierra en más de 20 años. Se espera que algunos de los fragmentos sean visibles a ojo desnudo, sin ayuda de telescopios.

En la noche del 23 al 24 de abril, el Very Large Telescope de la ESO pudo observar el fragmento B del cometa Schwassmann-Wachmann 3, que se había dividido pocos días atrás. Los astrónomos se encontraron con la gran sorpresa de que el trozo recién expulsado por el fragmento B se estaba dividiendo nuevamente. De esta manera, otros cinco mini-cometas son posibles de observar en la imagen liberada por la ESO (Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral).

El cometa Schwassmann-Wachmann 3 (SW 3) tiene un pasado muy tormentoso. Demora unos 5,4 años en completar un giro alrededor del sol, en una órbita muy elongada que lo lleva desde el interior de la órbita terrestre a las vecindades del planeta gigante Júpiter.

En 1995, el cometa experimentó un dramático aumento de luminosidad, totalmente inesperado, incrementando su brillo relativo en unas 1,000 veces. Las observaciones realizadas entonces con los telescopios NTT y 3,60 metros del Observatorio La Silla de la ESO (IV Región de Chile), mostraron que esto se debió a que el cometa se partió en tres pedazos. Poco tiempo después, otros dos fragmentos fueron descubiertos.

En su último regreso hacia el interior del sistema solar, durante el año 2001, sólo se pudo fotografiar tres de los fragmentos: el B, E y C (este último, el de mayor tamaño), y aparentemente no se había registrado una nueva fragmentación del cometa.

Sin embargo, esta vez las cosas fueron diferentes, cuando el cometa se dirigió hacia su punto más cercano respecto del Sol y la Tierra. A comienzos de marzo, se pudo observar un total de 7 fragmentos. Después, el 6 de marzo se pudo distinguir 6 nuevos fragmentos, y un mes más tarde se identificaron otros 6 fragmentos más. El fragmento B parece haberse fragmentado nuevamente, aumentando así el total de pedazos a unos 40, algunos de ellos muy pequeños.

Las nuevas observaciones con el VLT revelan que incluso esos nuevos fragmentos de tamaño minúsculo continúan su desintegración. La imagen liberada por ESO muestra que bajo el fragmento principal B, hay un pequeño trozo de cometa dividido en dos partes; más aún, un análisis cuidadoso de la imagen revela cinco pequeños fragmentos adicionales casi alineados. De esta forma, el cometa ha producido todo un conjunto de mini-cometas.

¿Continuará este proceso? ¿El cometa se terminará por desintegrar? ¿Cuán brillantes serán los pedazos del cometa cuando alcancen su punto más cercano con la Tierra, entre el 11 y el 14 de mayo próximos?

El fragmento C del cometa debería alcanzar su punto más cercano respecto de la Tierra el 11 de mayo, cuando esté a unos 12 millones de kilómetros de distancia, mientras que el fragmento B se “acercará” hasta los 10 millones de kilómetros el 14 de mayo. Esto último es lo más cerca que un cometa ha estado de la Tierra en más de 20 años. Sin embargo, todavia se trata de una gran distancia, ya que equivale a 26 veces la distancia entre la Tierra y la Luna, por lo cual no existe ninguna amenaza para nuestro planeta.

Si el cometa se comporta de manera normal, para el tiempo en que alcance su máxima cercanía con la Tierra, el fragmento B debería ser visible a simpla vista para observadores con experiencia, siendo fácil de distinguir con binoculares. Si existe suerte, el fragmento B podria presentar una nueva explosión, con lo cual sería extremadamente fácil de identificar en el cielo.

Los telescopios de la ESO en La Silla (IV Región de Chile) y Paranal (II Región) observarán con gran detalle al cometa. Estas observaciones permitirán obtener información muy valiosa, sobre todo si el proceso de fragmentación revela el material prístino que está escondido en el interior del cometa y que corresponde a los primeros tiempos de la formación del sistema solar. Si ello ocurre, estas observaciones serán un complemento ideal de los estudios que se realizaron el año pasado respecto del Cometa Tempel 1, cuando fue impactado por la nave espacial Deep Impact y la ESO desarrolló una amplia campaña de observación del cometa, en coordinación con otros observatorios en el mundo.

Esta es una traducción de la nota de prensa de ESO eso0615.

Acerca de la nota de prensa

Nota de prensa No.:eso0615-es
Legacy ID:PR 15/06
Nombre:Comet SW-3, Schwassmann-Wachmann 3
Facility:Very Large Telescope

Imágenes

Fragmento B del cometa Schwassmann-Wachmann 3
Fragmento B del cometa Schwassmann-Wachmann 3
Broken Fragments of Comet SW-3
Broken Fragments of Comet SW-3
solo en inglés
Mini-Comets coming off Comet SW-3
Mini-Comets coming off Comet SW-3
solo en inglés

Ver también